22 de mayo de 2012

Guatemala.-El ex general Ríos Montt queda ligado a un segundo proceso judicial por genocidio por la matanza de Dos Erres

CIUDAD DE GUATEMALA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El ex general José Efraín Ríos Montt ha quedado ligado a un proceso judicial por participar en la matanza de 201 personas en el municipio de Dos Erres en 1982, cuando ejerció de presidente 'de facto' de Guatemala, en el segundo caso que se abre en su contra por genocidio.

La jueza de Alto Riesgo Carol Patricia Flores ha adoptado esta decisión al considerar que hay elementos suficientes para ligar a Ríos Montt a la causa por la matanza de Dos Erres.

"Esta juzgadora estima pertinente decretar un procesamiento en contra del acusado por los delitos de genocidio y contra deberes de la Humanidad regulados en los artículos 376 y 378 del Código Penal", respectivamente, ha dicho Flores.

Además, la jueza ha ordenado que Ríos Montt permanezca en arresto domiciliario con una fianza de 500.000 quetzales (50.280 euros) y vigilado las 24 horas del día por la Policía, según informa el diario 'La Prensa Libre'.

El Ministerio Público asegura que el ex general es responsable de la operación militar en la que el 7 de diciembre de 1982 un grupo de 17 'kaibiles' --miembros de las fuerzas de élite-- y 40 soldados irrumpieron en Dos Erres para torturar a los hombres y violar a las mujeres antes de matar a 201 personas, incluidos niños.

Por su parte, Ríos Montt se ha declarado inocente, al amparo de la Ley Custodial del Ejército. "Hay temas y autoridades bajo las cuales funcioné", ha argumentado.

Hasta ahora, cinco de los uniformados que participaron en la matanza de Dos Erres han sido condenados a 6.060 años de prisión cada uno, aunque se trata de una pena simbólica porque la legislación guatemalteca no permite pasar más de 50 años en la cárcel.

Ésta es la segunda causa por genocidio a la que queda ligado Ríos Montt. El pasado mes de enero, Flores imputó este delito y otro de crímenes contra la Humanidad al ex general por su implicación en la matanza de 1.771 personas, en su mayoría indígenas ixil, en el marco de la política de 'tierra quemada'.

Una Comisión de la Verdad, respaldada por Naciones Unidas, ha concluido que Ríos Montt cometió una media de 800 asesinatos mensuales en los 17 meses que gobernó Guatemala entre 1982 y 1983, el periodo más sangriento de la guerra civil (1960-1996).