8 de febrero de 2007

Guatemala.-Gobierno recuerda a Menchú que, según la ley, debe renunciar como embajadora de la UNESCO para ser candidata

GUATEMALA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Guatemala reaccionó hoy ante el anuncio de la premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú, de postularse como candidata para los comicios presidenciales, y le recordó que si quiere participar en la contienda electoral deberá renunciar a su cargo de embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO porque así lo establece la ley.

El vicepresidente guatemalteco, Eduardo Stein, informó a la prensa local que Menchú debe dimitir como "funcionaria del Poder Ejecutivo", pues la Ley de Partidos Políticos de este país establece que todos aquellos que ocupan cargos públicos deben renunciar 90 días antes de la convocatoria de los comicios presidenciales.

Según indicó Stein, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convocará el próximo 2 de mayo a los comicios para elegir al nuevo mandatario de Guatemala. Ministros y secretarios que competirán por un cargo público dejaron ya sus puestos el pasado 31 de enero, según reseñó el diario local 'Siglo 21'.

Así, Stein explicó que dejar el ministerio de la Buena Voluntad "le serviría para tener solvencia de trabajar en su candidatura sin tener compromiso y conflictos de interés con la administración", y aclaró que su retirada obedecería más a una cuestión de "eficacia política", pues aseguró no existe realmente un impedimento legal para continuar en el cargo.

Por su parte, el mandatario guatemalteco, Óscar Bérger, manifestó que no veía problema en que Menchú conservara su puesto mientras es candidata a la Presidencia. La dirigente indígena continúa asistiendo a las reuniones del gabinete general del Ejecutivo que se celebran todos los martes.

Menchú anunció ayer su candidatura a la Presidencia de Guatemala, aunque no definió qué partido la representará en la campaña que comenzará en los próximos meses. La agrupación política que suena con más fuerza es Encuentro por Guatemala, con la que está previsto que se reúna mañana, viernes, para discutir algunos aspectos y definir si le conviene o no su respaldo.