5 de octubre de 2012

Guatemala.- Al menos tres muertos y 28 heridos por enfrentamientos entre policías y manifestantes en el centro del país

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas han muerto y 28 han resultado heridas por los enfrentamientos entre policías y manifestantes que se han producido este jueves en el centro de Guatemala, en el marco de una protesta contra el precio de la electricidad, la eliminación de la carrera de magisterio y la reforma constitucional.

Desde primera hora, decenas de personas se han concentrado en la Ruta Interamericana para manifestarse, bloqueando con ello la carretera regional en hasta cuatro tramos distintos que han afectado a las comunicaciones de los departamentos de Sololá y Totonicapán (centro).

Alrededor de las 14.00 horas (22.00 horas en España) efectivos de la Policía Nacional Civil (PNC) han intentado desalojar a los manifestantes que se encontraban en el kilómetros 180, a la altura del municipio de San Cristóbal, en Totonicapán, dando lugar a un enfrentamiento.

Al parecer, los manifestantes han incendiado varios vehículos, entre ellos un camión del Ejército, y han tomado como rehenes a un número indeterminado de policías y militares, que han acudido a apoyar a sus compañeros de la PNC, mientras que los uniformados han abierto fuego.

Como consecuencia de ello, el rotativo apunta que tres manifestantes con heridas de bala han muerto en el hospital departamental, mientras que el procurador de Derechos Humanos, Jorge de León Duque, ha hablado de cuatro fallecidos. Además, otras 28 personas han resultado heridas por los disparos.

La prensa guatemalteca ha informado de que un grupo de manifestantes se ha concentrado en el municipio de Cuatro Caminos, ubicado en el kilómetro 187,5, por lo que las fuerzas de seguridad se han desplazado hasta allí pero, de momento, no se han producido enfrentamientos.

LA PROTESTA

La manifestación estaba convocada desde la semana pasada por los alcaldes de los 48 cantones de Totonicapán, que incluso habían enviado una carta a los comerciantes locales animándoles a cerrar sus tiendas y a unirse a la protesta.

El presidente del país centroamericano, Otto Pérez Molina, había llamado a deponer la protesta, explicando que el precio de la electricidad depende, además del Gobierno, de los líderes locales, aunque no ha aludido a los otros dos temas, la eliminación de la carrera de magisterio y la reforma constitucional.

Según el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, el mandatario había ordenado a las fuerzas de seguridad que no desalojaran la Ruta Interamericana, en un muestra de su voluntad de dialogar para solucionar el problema.