15 de enero de 2008

Guatemala.- El nuevo presidente de Guatemala promete combatir la violencia y el tráfico de drogas

CIUDAD DE GUATEMALA, 15 Ene. (Reuters/EP) -

El nuevo presidente de Guatemala, Álvaro Colom, se comprometió el lunes en su discurso de investidura a combatir la violencia y el tráfico de drogas en el pequeño país centroamericano, uno de los más afectados por los actos delictivos.

El empresario de centroizquierda dijo que utilizará varios programas sociales, que hará ajustes en el sistema de justicia, los cuales no detalló, y que aplicará un operativo en contra del lavado de dinero para combatir los principales conflictos de Guatemala.

"No hay gobernabilidad sin justicia", dijo Colom en la ceremonia de investidura, a la que acudieron varios líderes de Iberoamérica como los presidentes de Venezuela y México, Hugo Chávez y Felipe Calderón, respectivamente.

Más de 6.000 personas fueron asesinadas el año pasado en un país con sólo 13 millones de habitantes, y donde el sistema de justicia es tan ineficiente que el 98 por ciento de los casos se queda sin resolver.

Los críticos dicen que Colom es demasiado débil para enfrentarse a los narcotraficantes y a las pandillas que han convertido a la nación centroamericana en uno de los lugares más peligrosos del mundo.

La Unión Nacional por la Esperanza (UNE) de Colom ganó la mayor cantidad de escaños en el parlamento del país, pero los 51 congresistas no constituyen mayoría, lo que complicará la posibilidad de cambios radicales.

Colom derrotó en las elecciones a un general retirado de derecha que había prometido lanzar al ejército a combatir la violencia desatada en las calles por las pandillas juveniles. Pero el país, que aún recuerda la guerra civil de 36 años que terminó en 1996, prefirió elegir a un líder civil.

Colom ha prometido mejorar la calidad de vida de los más pobres de la población guatemalteca, mayoritariamente indígena. Más de la mitad de los niños guatemaltecos sufren de malnutrición crónica, pese a sólidos indicadores macroeconómicos que benefician a la pequeña élite cafetalera y azucarera.

A la toma de posesión también acudieron otros presidentes de izquierda, como Luiz Inácio 'Lula' da Silva, de Brasil, Daniel Ortega, de Nicaragua, y Rafael Correa, de Ecuador.