4 de enero de 2006

Guatemala.- La Policía incinera 522 kilos de cocaína que formaban parte de un cargamento robado el sábado

GUATEMALA, 4 Ene. (EP/AP) -

La policía guatemalteca incineró este martes 522 kilogramos de cocaína, la mitad de un cargamento robado el sábado, según informaron las autoridades. "Eran 20 costales con 25 kilos cada uno y uno con 22 kilos", informó a los periodistas el juez Julio Xitumul.

La droga formaba parte de un cargamento de 997 kilos, decomisado el pasado 16 de noviembre y del que el 31 de diciembre un grupo de desconocidos robó 475 kilogramos haciéndose pasar por agentes policiales para reducir a los custodios de la bodega del Servicio de Análisis e Información Antinarcóticos (SAIA).

El escándalo del robo de cocaína cayó sobre el aún reciente fiasco que representó para el ministerio de gobernación la captura en noviembre de Adán Castillo en Estados Unidos, jefe de la policía antidrogas, a quien se le acusa de intentar introducir cocaína a ese país.

El ministro de gobernación Carlos Vielman prometió el martes ante una bancada de oposición en el Congreso una rápida depuración del cuerpo antidrogas que, desde años atrás ha estado plagado por denuncias de corrupción.

En 2003, el Departamento de Operaciones Antinarcóticas (DOAN) fue disuelto debido a que sus agentes fueron acusados de robar dos toneladas de cocaína de sus bodegas y, en un incidente aparte, secuestrar a los habitantes de un pequeño poblado para robar otras dos toneladas a narcotraficantes. En lugar del DOAN se creó el SAIA.