11 de abril de 2007

Guatemala.- El Rey reconoce el papel de quienes trabajan "en primera línea y con medios escasos" a favor de los DDHH

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Rey don Juan Carlos expresó hoy en Alcalá de Henares (Madrid), en nombre propio y en el de la Reina doña Sofía, su "solidaridad y profundo reconocimiento" hacia aquellos que, "en primera línea y con medios siempre escasos, contribuyen a favorecer el respeto a los Derechos Humanos".

En su intervención en el acto de entrega a la Fundación Myrna Mack del II 'Premio de Derechos Humanos Rey de España', que se celebró hoy en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá, el Rey reconoció que "son muy numerosas las iniciativas en todo el mundo que actualmente dedican su esfuerzo y su razón de ser, a reivindicar, ampliar y vigilar la aplicación escrupulosa de los derechos democráticos universales", todo ello "en situaciones que muchas veces entrañan un riesgo cierto para quienes se encuentran comprometidos en dar vigor y sentido a la vida y a la dignidad humana".

En este sentido, y tras destacar que en las sociedades democráticas "el catálogo universal de los Derechos Humanos traza el rumbo de principios y valores permanentes que permiten consolidar la paz, la justicia, la convivencia en libertad, el progreso económico y el bienestar social", el Monarca puso de relieve la importancia del citado premio por "promover y fomentar la defensa de los Derechos Humanos en la Comunidad Iberoamericana de Naciones".

A su juicio, el Premio, convocado por el Defensor del Pueblo y por la Universidad de Alcalá, "representa una generosa y loable iniciativa, enriquecedora para todos, fruto del esfuerzo común de una destacada Institución constitucional y de una de nuestras más renombradas y prestigiosas universidades".

Tras resaltar "el arduo y riguroso esfuerzo realizado por los organizadores y, en particular, por los miembros del Jurado, don Juan Carlos quiso dejar claro que "los Derechos Humanos y libertades fundamentales representan uno de los valores básicos sobre el que se asientan las democracias en la Comunidad Iberoamericana de Naciones", ya que "reflejan, en suma, unas realidades esenciales, como son la dignidad inalienable de la persona humana y nuestra voluntad de protegerla".

En cuanto a la Fundación Myrna Mack, premiada por su "valiente labor" en Guatemala desde su creación en 1993, el Rey se refirió a la lucha del citado país contra la violencia y el crimen organizado, y expresó, como ya hizo en un reciente viaje, "la solidaridad de España y su disposición a apoyar aquellas iniciativas a largo plazo que sirvan para luchar de manera eficaz contra la impunidad y para reforzar el Estado de Derecho".

"Ha sido precisamente en estos ámbitos en los que la Fundación Myrna Mack ha desarrollado, con enorme esfuerzo y dedicación, su labor pionera y se ha hecho acreedora del reconocimiento que hoy ensalza este Premio", poniendo de manifiesto "que los Estados en los que germina la semilla del sistema democrático, se vuelven más fuertes frente a la adversidad, las injusticias y las actuaciones autoritarias", dijo.

En este sentido, felicitó personalmente a la presidenta de la Fundación, Helen Mack, hermana de Myrna, "por tan valiosa tarea en la que fue acompañada por familiares, amigos, académicos, organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, congregaciones y órdenes de la Iglesia Católica".

Junto a la Fundación premiada, el Jurado ha decidido hacer menció en su fallo a otras dos organizaciones candidatas al Premio: la Liga de Mujeres Desplazadas de Colombia, por su trabajo en favor del respeto a los derechos de mujeres víctimas del desplazamiento forzado o que forman parte de comunidades receptoras; y el Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez", de México, por su labor de promoción de los Derechos Humanos entre los grupos más vulnerables.