26 de abril de 2015

Hackers rusos consiguieron acceder a correos electrónicos de Obama

Hackers rusos consiguieron acceder a correos electrónicos de Obama
YURI GRIPAS / REUTERS

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los 'hackers' rusos que realizaron ciberataques contra el Departamento de Estado habrían conseguido acceder a parte de la correspondencia electrónica del presidente, Barack Obama, durante el año pasado, por lo que el ataque sufrido sería mayor que el reconocido en un principio por las autoridades.

En una exclusiva publicada en 'The New York Times', fuentes cercanas a la investigación han afirmado que los 'hackers' consiguieron acceder al sistema no clasificado del Departamento de Estado, aunque no a los sistemas que controlan el tráfico de la Blackberry del mandatario.

Las fuentes han asegurado que en el ataque no se han visto comprometidos ni redes ni información clasificada, aunque han explicado que el sistema no clasificado incluye información que podría ser considerada altamente sensible.

Entre esta información se encontrarían los calendarios, programaciones, intercambios de información entre embajadores y diplomáticos o discusiones sobre movimientos de personal y legislación, además de algunas cuestiones políticas.

Pese a la intrusión en varios de los correos de Obama, las fuentes han indicado que la cuenta no parece haber sido 'hackeada'. Este hecho, unido al de que los 'hackers' fuesen de nacionalidad rusa y estarían supuestamente vinculados a su Gobierno, han sido las principales conclusiones de la investigación sobre lo sucedido.

OBJETIVOS POLÍTICOS

El diario ha resaltado que, mientras que los 'hackers' chinos --que también sufrió el propio Obama durante su campaña en 2008-- suelen ir en busca de información comercial, los rusos atacan a objetivos más específicos y políticos, además de esconder mejor su rastro, dificultando las investigaciones.

La Casa Blanca reconoció en su momento que había sufrido un ciberataque en el que había perdido material no clasificado. Poco después se filtró la posibilidad de que los 'hackers' abrían conseguido acceder a elementos sensibles del sistema informático de la Casa Blanca.