16 de febrero de 2011

Aristide regresará a Haití antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales

PUERTO PRÍNCIPE, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente Jean Bertrand Aristide (1991, 1994-1996 y 2001-2004) regresará a Haití antes de que se celebre la segunda vuelta de las elecciones, prevista para el próximo 20 de marzo, según ha anunciado Fanmi Lavalas, la plataforma política de apoyo al ex mandatario.

En opinión del coordinador de dicha formación, Félix Ansyto, el retorno del ex dirigente "es el retorno de la justicia social y de la vida", según indicó en una conferencia de prensa celebrada en la capital del país caribeño, Puerto Príncipe, recogida por la agencia Alter Presse.

En esta línea, el político calificó de "injerencia" la interpretación estadounidense de que la vuelta de Aristide podría empeorar la complicada situación del país, sumido en una crisis humanitaria, sanitaria y política, como consecuencia del devastador terremoto de enero de 2010, del brote de cólera y de las sospechas de fraude electoral, respectivamente.

Además, Ansyto convocó una manifestación para el próximo viernes que partirá del céntrico barrio capitalino de Bel'Air en apoyo del ex presidente. Ya el pasado 2 de febrero miles de simpatizantes de Aristide se concentraron frente al Ministerio de Exteriores haitiano para exigir la emisión de un pasaporte que le permita entrar al país, demanda que finalmente fue atendida.

El pasado 20 de enero, el ex mandatario expresó su deseo de volver a Haití como "ciudadano privado" para ayudar en el ámbito educativo. Además, alegó razones médicas al explicar que el clima de Sudáfrica, donde ha permanecido exiliado los últimos siete años, perjudica a sus ojos, que han tenido que ser operados varias veces.

Aristide, de 57 años, fue el primer presidente elegido democráticamente en Haití, tras décadas de dictaduras. En 1991 accedió al poder, aunque inmediatamente fue derrocado por un golpe de Estado. En 1994 fue restituido en el cargo para culminar sus dos años de mandato. En 2001 fue reelegido, aunque un nuevo pronunciamiento acabó con su gestión en 2004, cuando se exilió a Sudáfrica.

La petición de regreso se produjo días después de la vuelta al país del ex dictador Jean Claude Duvalier, conocido como 'Baby Doc', que ha sido acusado de corrupción, robo, apropiación indebida de fondos públicos y de crímenes de lesa humanidad. Organizaciones de Derechos Humanos denuncian que durante su mandato (1971-1986) murieron unas 150.000 personas.