5 de enero de 2012

Haití asume la presidencia rotatoria del Consejo Permanente de la OEA

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El representante permanente de Haití ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Duly Brutus, ha asumido este miércoles, y por los próximos tres meses, la presidencia rotatoria del Consejo Permanente de la organización, tras el fin del mandato del representante de Guyana, Beyney Karran.

   Brutus ha señalado que "gracias al consenso que se encuentra en esta Casa de las Américas es que se evita una tensión permanente en la región" y ha agregado que durante su mandato estudiará la convocatoria de una "reunión de parlamentarios" de la región para intentar avanzar en la búsqueda de vías para fomentar el desarrollo de los países miembro de la organización.

   Asimismo, ha alabado el trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la importancia de la Carta Democrática Interamericana, tal y como recoge un comunicado oficial hecho público por la OEA.

   "Yo creo que tenemos el interés común de trabajar para arraigar una cultura democrática en el continente. Ahora tenemos una región en donde la gente es libre de definir por sí misma sus políticas, y eso es gracias a la democracia", ha dicho.

   "Hoy podemos decir que la democracia ha triunfado, aunque es un combate permanente que no tiene fin. Sin embargo tenemos otros retos a nivel regional, notablemente el reto del desarrollo. Vivimos en un contexto global dominado por la globalización de la economía, con los países del Caribe que no tienen la fuerza o la población necesaria para librar suficientemente esta batalla y por lo tanto tenemos que reflexionar sobre la mejor manera de ayudar a nuestros países a avanzar en su desarrollo", ha apostillado Brutus.

   Por su parte, el representante permanente de Canadá, Allan Culham, ha asumido la vicepresidente del Consejo Permanente, hasta ahora en manos del representante chileno, Darío Paya.

   Los fundamentos del Consejo Permanente disponen que la presidencia ha de ser ejercida por los representantes de los países miembro de manera sucesiva en orden alfabético de los nombres en castellano de sus países, mientras que la vicepresidencia sigue el mismo proceso, pero en sentido inverso. Ambos cargos desempeñan sus funciones por un período de tres meses.