22 de febrero de 2013

Duvalier vuelve a no comparecer ante el juez que le investiga por corrupción

PUERTO PRÍNCIPE, 22 Feb. (Reuters/EP) -

El dictador haitiano Jean-Claude Duvalier, conocido popularmente como 'Baby Doc', no ha comparecido este jueves ante un juzgado de Puerto Príncipe, a pesar de que estaba previsto como parte del proceso judicial que se sigue en su contra por cargos de corrupción.

El jefe del equipo jurídico del ex dictador, Reynold Georges, ha argumentado ante el juez Jean-Joseph Lebrun que la comparecencia de Duvalier no es necesaria. "Es imperativa", le ha contestado el magistrado.

Reynold ya había adelantado el pasado miércoles que su cliente no comparecería argumentando que está pendiente de que el tribunal de apelaciones resuelva la presentada el pasado 8 de febrero contra el auto de procesamiento.

Ya es la tercera vez que el ex dictador haitiano se ha negado a declarar ante Lebrun, por lo que el magistrado ha ordenado que de cara a la citación de la próxima semana sea escoltado por la Policía Judicial para garantizar su comparecencia.

Duvalier accedió al poder en 1971, con tan solo 19 años, tras la muerte de su padre, el también dictador Francois Duvalier --conocido como 'Papá Doc'-- y se mantuvo en él hasta 1986, cuando la retirada del apoyo económico de Estados Unidos y un golpe de Estado del Ejército propiciaron su derrocamiento.

Su mandato se caracterizó por la fuerte represión a la oposición, ejercida por 'Los Leopardos', un cuerpo militar de elite que sucedió a los 'Tonton Macoutes' utilizados por su padre con el mismo fin. Se calcula que durante su gestión, al menos unos 100.000 haitianos huyeron del país.

En 2005, Duvalier regresó a Haití para anunciar su candidatura a las elecciones presidenciales de 2006, que ganó René Préval. Un año más tarde, en 2007, el ex dirigente grabó un discurso en el que pidió perdón al pueblo haitiano por las atrocidades cometidas durante su dictadura.

En enero de 2011, volvió de nuevo a la isla caribeña, por causas desconocidas y en un contexto de grave crisis política y humanitaria por las denuncias de fraude durante las elecciones presidenciales del 28 de noviembre de 2010 y por el terremoto y el brote de cólera de ese mismo año, respectivamente.

Poco después, fue detenido por las fuerzas de seguridad acusado de robo y malversación de fondos públicos, por un lado, y de crímenes contra la Humanidad, por otro. La primera causa sigue pendiente, mientras que la segunda fue archivada el año pasado.