23 de enero de 2012

Haití.- La ONU investiga nuevos abusos supuestamente cometidos por miembros de su misión en Haití

NUEVA YORK, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha anunciado este lunes la apertura de una investigación sobre varios miembros de su misión en Haití para esclarecer dos casos de presuntos abusos de menores, algo que no hará sino incrementar la mala prensa que arrastra entre la población haitiana el despliegue militar y policial internacional.

Un portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, ha explicado en las oficinas de la organización en Nueva York que uno de los casos salpica al servicio policial de Naciones Unidas (UNPOL) desplegado en Puerto Príncipe y el segundo, a la Unidad Policial Constituida (FPU, por sus siglas en inglés) en Gonaives.

En ambos incidentes, la ONU debe esclarecer si agentes bajo su bandera cometieron explotación sexual infantil, algo ante lo que Nesirky ha mostrado la indignación de la organización. Naciones Unidas se ha tomado "extremadamente en serio" los casos, según ha dicho.

Por este motivo, la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH) ha trasladado los datos tanto a la propia organización como a los países integrados en los despliegues policiales. Al contrario de lo que ocurre cuando se trata de militares, corresponde a la ONU y no a los países implicados investigar los hechos y con este fin un equipo se desplazó a Haití el pasado sábado.

Como primera medida, la cúpula policial de la organización ha apartado de sus responsabilidades a los sospechosos, para impedir que mantengan contacto con la población y que puedan interferir en las pesquisas.

El máximo responsable de la MINUSTAH, Mariano Fernández, ha subrayado que existe "tolerancia cero" para este tipo de abusos. "Cada miembro del personal de Naciones Unidas, sea civil, militar o policial, debe mantener un estándar de conducta ejemplar", ha destacado.

En este sentido, ha adelantado que se tomarán las medidas "más estrictas" si se demuestran los abusos y que los autores serán "castigados con la máxima severidad".

La MINUSTAH despierta cada vez mayores reticencias entre la población del país caribeño después de que se señalase a miembros nepalíes de su contingente como portadores de una epidemia de cólera. El malestar social creció después de que un grupo de soldados uruguayos violase el año pasado a un joven haitiano, mientras que el pasado diciembre la ONU confirmó una investigación para esclarecer si 'cascos azules' brasileños son responsables de cargos de asalto e intento de homicidio.