5 de septiembre de 2007

Haití.- Países latinoamericanos apoyan la ampliación por un año de la misión de paz de la ONU en Haití

PUERTO PRÍNCIPE, 5 Sep. (EP/AP) -

Nueve países latinoamericanos cuyas tropas están presentes en Haití mostraron su apoyo a la ampliación un año más de la misión de paz de Naciones Unidas establecida en el país para su estabilización, aunque evitaron fijar una fecha para la retirada de sus soldados.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto renovar el actual contingente de 8.800 efectivos, encabezado por Brasil, cuyo mandato expira el 14 de octubre. Mientras, delegaciones de Chile, Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Guatemala, Perú, Uruguay y Paraguay viajaron a Haití para mostrar su apoyo al presidente, René Preval, quien el año pasado autorizó a la fuerza de la ONU a usar mano dura contra las pandillas callejeras.

El ministro de la Defensa chileno, José Goñi, aseguró que las naciones aceptaron apoyar una ampliación de la misión iniciada en 2004, con la finalidad de restaurar el orden tras el violento levantamiento que derrocó al ex presidente Jean-Bertrand Aristide.

Los funcionarios no dijeron sin embargo cuántos soldados latinoamericanos permanecerían en Haití. Por su parte, miembros de la ONU han dicho que las fuerzas de paz deberían permanecer en el país al menos hasta el final del mandato de Preval en 2011.

El viaje de representantes latinoamericanos es el primer encuentro de estos países en Haití para tratar el futuro de las fuerzas de paz, formadas en su mayoría por soldados de Centro y Sudamérica, además de los efectivos policiales.

Los soldados cubren por mandato las necesidades de Haití en materia de seguridad, pero el Gobierno de Preval ha presionado al organismo internacional para que canalice más recursos a proyectos de desarrollo como nuevas escuelas, hospitales, caminos, drenaje y agua potable.

"La situación es todavía muy frágil", advirtió el primer ministro de Preval, Jacques Edouard Alexis, en declaraciones a la prensa tras celebrar el encuentro. Por su parte, en un comunicado conjunto, las naciones pidieron apoyo para incluir miembros entrenados en labores de desarrollo social, sin especificar cuantos.

Haití es el país más pobre del Hemisferio Occidental, con la mayor parte de sus ocho millones de habitantes teniendo que sobrevivir con menos de dos dólares diarios.