28 de febrero de 2007

Haití.- Soldados de la ONU y la Policía haitiana retoman el control del último reducto rebelde en Ciudad del Sol

PUERTO PRÍNCIPE, 28 Feb. (EP/AP) -

Soldados en misión de paz de la ONU (MINUSTAH) en colaboración con agentes de la Policía haitiana retomaron hoy el control del último reducto que permanecía bajo control de bandas criminales que operan en el mayor barrio marginal del país, conocido como Cité Soleil (Ciudad del Sol), según informaron fuentes oficiales de la ONU, y donde se practicaron siete arrestos de criminales.

"En términos de territorio, el 100 por cien de Cité Soleil está ahora bajo control de MINUSTAH con apoyo del Gobierno haitiano", explicó el comandante militar de MINUSTAH, el coronel brasileño Magno Barroso a Associated Press, tras tener que emplear la ONU excavadoras para retirar y derruir las trincheras cavadas por la organización criminal. "Ahora podemos ir por cualquier parte sin la necesidad de (ir con) la máxima protección", incidió.

Asimismo, fuentes de la ONU explicaron que no se produjeron disparos en el momento en el que las tropas de la ONU penetraron en Cité Soleil por su lado costero tanto en vehículos blindados como a pie hasta lograr el control del barrio de Bois Neuf, uno de los últimos reductos donde operan bandas criminales armadas, siete de cuyos integrantes fueron detenidos, mientras que el líder de la banda, conocido como Beloney, consiguió escapar.

Bois Neuf era el último punto fuerte de la banda criminal en Cité Soleil que no había sido ocupado, hasta ahora, por el contingente de 9.000 soldados de la ONU destacados en Haití.

No obstante, una portavoz de la ONU, Sophie Boutaud de la Combe, matizó que sólo los soldados "han establecido su presencia en todas las partes controladas por las bandas (criminales)", pero, dijo, que no tienen el control absoluto de todo el barrio marginal de Cité Soleil.

Por su parte, la radio haitiana 'Metropole' informó de que varios criminales de Cité Soleil, entre ellos Beloney, se han refugiado en un pueblo rural a las afueras de la ciudad de Gonaives, al noroeste del país, al tiempo que citó a testigos presenciales que explicaron éstos que huyeron camuflados con uniformes militares similares a los que emplea la unidad especial de la Policía haitiana.

Por su parte, el portavoz de la Policía, Wismane Demangles explicó a radio Metropole que las autoridades han impulsado una persecución y operación de búsqueda de los miembros de bandas criminales.

Mientras, la redada de hoy coincide con el tercer aniversario del levantamiento que puso fin a la presidencia de Jean-Bertrand Aristide, el primer mandatario haitiano elegido democráticamente.