26 de marzo de 2012

Una hija de Fidel Castro considera "hermoso" pero improbable que su padre se convierta

ROMA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Una de las hijas del expresidente cubano Fidel Castro, Alina Fernández, ha asegurado que sería "hermoso" que su padre se convirtiera al catolicismo tras la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba pero no lo cree posible porque, según ha apuntado, "se considera inmortal".

   "Sería hermoso que mi padre, enfermo y de edad avanzada, regresara a las raíces de la fe en la que creció, cuando estudiaba con los jesuitas. Le devolvería la humanidad que ha perdido. Pero no lo creo, porque creo que él se considera inmortal", ha indicado en una entrevista a 'Vatican Insider' recogida por Europa Press.

   Fernández, que se marchó de la isla hace veinte años y no habla con su padre desde hace mucho tiempo, ha indicado que la visita del Papa a Cuba le provoca "sentimientos contradictorios" aunque se ha mostrado convencida de que su padre y su tío, Raúl Castro --actual presidente cubano--, "la aprovecharán al máximo" porque, según ha explicado, que viaje a su país significa "darle legitimidad".

   Sin embargo, ha admitido que, para los creyentes, la presencia del Papa es "muy importante". "Cuando yo era pequeña, ser católico en Cuba era como un 'handicap' ideológico, tenías que esconder tu fe, para que no te persiguieran. Ahora ya no es así", ha afirmado.

   En cualquier caso, la hija de Castro no cree que el viaje de Benedicto XVI pueda acelerar el cambio en el contexto político pues no ve posible que la visita de un líder religioso pueda generar un cambio.

   Esto se debe en parte, a su juicio, al comportamiento de la Iglesia católica local, que, "en ciertos casos, da la impresión de renunciar a su misión natural de defender los derechos humanos, para poder negociar con el régimen". "Así han obtenido ventajas para los fieles, pero perdieron al pueblo", ha concretado. Además, ha precisado que la gente tiene "menos expectativas" con respecto al viaje de Juan Pablo II por su "diferente" personalidad.

   Sobre un posible encuentro del Papa con los disidentes, Fernández considera que "sería importante". "Dicen que no puede hacerlo porque esta es una visita pastoral, y por eso el Papa no puede llevar a cabo gestos políticos, pero es un argumento contradictorio que no se sostiene. ¿No debería, como pastor, ver a los fieles que están en contra del régimen?", ha apuntado.

   Finalmente, ha recordado a su tío como "un político pragmático y un muy buen administrador" que "hace solo lo que le sirve al régimen" y, respecto a las reformas económicas realizadas en Cuba desde 2011, ha señalado que "son cosas pequeñas para afrontar una crisis económica enorme". "En Cuba no existen empresarios", ha concluido.