1 de marzo de 2016

Un homicidio de 1994, la clave para la detención del hermano de Uribe

Un homicidio de 1994, la clave para la detención del hermano de Uribe
COLPRENSA

   BOGOTÁ, 1 Mar. (Colprensa/Notimérica) -

   Santiago Uribe, hermano pequeño del expresidente colombiano Álvaro Uribe, fue detenido este lunes por agentes de la Fiscalía en Medellín por su supuesta implicación en la creación del grupo paramilitar conocido popularmente como 'Los Doce Apóstoles'.

   Pero para proceder a su detención, previamente tuvo que suceder un hecho clave: el homicidio de Camilo Barrientos Durán, un conductor de un bus escalera, en 1994.

   El suceso, que tuvo lugar en Antioquía, propició la detención de dos agentes de la Policía, quienes posteriormente testificaron contra el hermano menor del exmandatario.

   Los hechos que señala la Fiscalía, se enmarcan entre los 164 homicidios que fueron registrados por los llamados '12 apóstoles' en Antioquia, a inicios de los años noventa.

   Según los testimonios obtenidos en este proceso, el conductor asesinado era señalado por parte del grupo paramilitar de ser colaborador de los guerrilleros de la zona.

   Uno de los principales testimonios fue el del mayor de la Policía Juan Carlos Meneses Quintero --condenado por el homicidio--, quien en el momento de los hechos era comandante de la Policía en Yarumal.

   En diferentes ocasiones, Meneses indicó la presunta relación de Uribe Vélez con el mencionado grupo paramilitar, a tal punto de señalarlo como el jefe de esa agrupación ilegal.

   La Fiscalía General también escuchó a un trabajador de una finca cercana a la que pertenecía a Uribe Vélez, en este caso se trata de un ciudadano con asilo político, identificado como Eunicio Alfonso Pineda.

   Pineda le manifestó al ente acusador que en la finca de Uribe ingresaban varias personas armadas, algunos civiles, y otros con uniformes de la Policía. Estos hechos eran observados por el testigo diariamente.

   El pasado 2 de febrero fue escuchado el exjefe paramilitar, Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario', quien manifestó a la Fiscalía la relación de Santiago Uribe con los grupos paramilitares de la época.

   Frente a estas nuevas declaraciones, las más recientes del caso, el senador Álvaro Uribe y su hermano denunciaron al exjefe paramilitar por supuesto falso testimonio y fraude procesal, al considerar falsas las declaraciones rendidas por Herrera sobre presuntos nexos de la familia Uribe con grupos paramilitares.