El Departamento de Justicia de EEUU acusa a un hermano del presidente de Honduras de narcotráfico

27 de noviembre de 2018

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha informado este lunes de que ha acusado a Juan Antonio 'Tony' Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de narcotráfico.

"Tony Hernández estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico a través de Honduras de cargas de varias toneladas de cocaína que estaban destinadas a Estados Unidos", ha señalado el fiscal federal en Manhattan Geoffrey Berman, según ha recogido el diario hondureño 'La Prensa'.

Berman ha asegurado que el acusado organizó y garantizó la seguridad de los envío de cocaína, solicitó grandes sobornos a importantes narcotraficantes y sobornó a funcionarios para obtener información.

"Hernández Alvarado tenía acceso a los laboratorios de cocaína en Honduras y Colombia en los cuales algunos de los paquetes fueron marcados con las iniciales 'TH' o sea 'Tony Hernández", ha subrayado el fiscal federal.

El hermano del mandatario, un abogado y exdiputado del gobernante Partido Nacional, fue detenido por las autoridades este viernes en la ciudad estadounidense de Miami, algo que confirmó la Presidencia de la República en un comunicado.

El excapo hondureño del cártel del narcotráfico "Los Cachiros", Devis Rivera, señaló en un juicio en Nueva York en marzo de 2017 que pagó al menos un soborno entre 2013 y 2015 al hermano del mandatario hondureño, según medios locales.

El soborno habría sido para gestionar un pago del Gobierno a una empresa que la organización criminal utilizaba para el blanqueo de dinero.

Fiscales estadounidenses anunciaron en julio cargos penales contra el exdiputado hondureño Midence Oquelí Martínez Turcios, a quien acusaron de conspirar para importar cocaína a Estados Unidos como presunto miembro de "Los Cachiros".

El expresidente Porfirio Lobo, que gobernó Honduras entre 2010 y 2014, también ha sido vinculado a la organización criminal y ha rechazado las acusaciones.

Uno de los hijos de Lobo fue condenado el año pasado a 24 años de prisión por un tribunal de Estados Unidos tras declararse culpable de conspirar para importar cocaína al país norteamericano.

Contador