10 de julio de 2007

Honduras/EEUU.- Manuel Zelaya pide trato humano para los hondureños deportados de EEUU

WASHINGTON, 10 Jul. (EP/AP) -

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, expresó hoy a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, su preocupación y la de su gobierno por "las masivas deportaciones" de hondureños que llegan a su país y agravan los problemas de seguridad y que suponen un inconveniente para el avance socioeconómico nacional.

"Le hemos planteado nuestras preocupaciones específicamente el de carácter humano y de respeto a las propias leyes de Estados Unidos", dijo Zelaya al término de la entrevista realizada en el Departamento de Estado.

Según fuentes del gobierno hondureño Estados Unidos ha deportado, sólo en 2007, a unos 30.000 hondureños y esto ha supuesto la agudización de la presión social en el país centroamericano así como dramas personales por la división familiar.

El 15 por ciento de la población de hondureños que supone más de un millón de personas viven en Estados Unidos. De estos únicamente 300.000 tienen residencia, unos 80.000 viven allí bajo la protección de una ley temporal que concluye en enero de 2009 y unos 700.000 reside en Estados Unidos como indocumentados.

En 2006, los hondureños que viven en el país norteamericano enviaron a su país más de 2.400 millones de dólares (1.749 millones de euros) en remesas.

Manuel Zelaya, quien se encuentra de visita de un día en Washington, añadió que habló con la secretaria de Estado estadounidense sobre los "problemas de seguridad" que genera la vuelta de estos inmigrantes y el deficiente trato humano que reciben durante el proceso de la deportación.

Entre otros temas, Zelaya y Rice abordaron asuntos como el tráfico de drogas y de armas que, según el mandatario "se originan en Colombia" y Honduras se convierte en paso obligado de la mercancía hacia o desde Estados Unidos.

"Hemos tenido por parte de Condoleezza Rice la opinión de que va analizar y estudiar los problemas que le hemos planteado", agregó.

Recordó que los presidentes de Centroamérica y México trabajan en un proyecto de seguridad regional que en su momento llegará a manos del presidente estadounidense George W. Bush.

"Este proceso que he iniciado ahora en Washington es precisamente para adelantarnos en todo lo que va a venir en estos meses", añadió.

Además, Zelaya dijo que todos los presidentes centroamericanos tienen prevista una visita a Bush para hablar no sólo de temas de seguridad sino también de inmigración y comercio.

El gobernante además mantendrá hoy reuniones con miembros del Congreso y del Departamento de Seguridad Interior, del cual dependen las agencias de inmigración, aduanas y fronteras.