30 de septiembre de 2009

Honduras- Embajador espera que el español detenido salga pronto de la cárcel por exoneración, sobreseimiento o expulsión

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador de España en Honduras, Ignacio Rupérez, expresó hoy su esperanza de que el español Antonio Porta Álvarez, declarado culpable por un juzgado de Tegucigalpa tras ser detenido en la capital de Honduras por su supuesta participación en las manifestaciones de apoyo al depuesto presidente Manuel Zelaya, salga "pronto" de la cárcel, ya sea por "exoneración, sobreseimiento o expulsión".

"Espero que a este señor, de un modo u otro, por exoneración, por sobreseimiento o bien por expulsión, se le libere pronto de la cárcel", afirmó Rupérez en declaraciones a Radio Nacional de España recogidas por Europa Press.

En todo caso, Rupérez aseguró desde San Salvador --donde reside desde que España decidió retirar a su embajador en Honduras en protesta por el golpe de Estado del pasado mes de junio-- que Porta "está siendo debidamente atendido", no solamente por sus abogados, "sino de manera muy especial por la Embajada, que sigue día a día su caso". Al respecto, destacó la labor que lleva a cabo la cónsul de la Embajada, María Luisa Benítez, "una diplomática que está yendo día sí y día no a la cárcel y que se ha interesado por él".

Antonio Porta Álvarez, de 41 años y natural de Chipiona (Cádiz), fue declarado culpable por un juzgado de Tegucigalpa tras ser detenido el pasado 22 de septiembre. Según explicó a Europa Press pasada la media noche su hermano Juan Manuel, el Consulado de España en Honduras confirmó a la familia se encontraba entre las dos personas declaradas culpables, mientras que otras seis fueron absueltas de los delitos de secesión y daños. Antonio fue el único detenido que no tenía la nacionalidad hondureña.

El abogado de Antonio Porta, con el que aún no había podido contactar la familia, dispondrá ahora de tres días para apelar la sentencia que, por el momento, obliga al ciudadano español a continuar en prisión. Tras presentar el recurso, el juzgado de Tegucigalpa volverá a emitir una sentencia en aproximadamente un mes.

Antonio Porta Álvarez viajó el pasado 17 de septiembre a Honduras para conocer en persona a una mujer con la que mantenía contacto a través de la Internet. Según la versión de Porta, se hospedó en Tegucigalpa en un hotel ubicado junto a la embajada de Brasil, refugio del depuesto presidente donde se desarrollaron las protestas contra el Gobierno de facto.

Antonio Porta Álvarez fue apresado por las fuerzas de seguridad al poco de abandonar su hotel y en el marco de las movilizaciones que sacuden a la ciudad como consecuencia del regreso de Zelaya, hostigado por el gobierno de facto de Roberto Micheletti.