30 de septiembre de 2009

Honduras.- España dice que su Embajada seguirá funcionando e insta al Gobierno 'de facto' a respetar su trabajo

Dice que el Acuerdo de San José es la "vía preferente" para salir de la crisis por sus "propuestas equilibradas"

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español aseguró este miércoles que "la Embajada y los servicios consulares de España en Honduras van a seguir cumpliendo las funciones que les son propias, de conformidad con los Tratados Internacionales en la materia" dado que "las relaciones diplomáticas entre España y Honduras se encuentran plenamente vigentes".

El Ejecutivo, a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, recordó al Gobierno 'de facto', instaurado tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio en Honduras, su "obligación de respetar y proteger los derechos, privilegios e inmunidades que corresponden tanto a los funcionarios de las Representaciones diplomáticas y consulares de España en Honduras como a los locales de la Cancillería española y Oficinas dependientes de la misma".

El Gobierno 'de facto' hondureño reclamó este lunes la entrega de los carnés diplomáticos de los embajadores de España, Venezuela, México y Argentina en la mayor brevedad posible, al tiempo que les ha solicitado a retirar con urgencia las banderas que identifican a sus Estados de las Embajadas que ocupan, al considerar que se trata de derechos que tienen los países que mantienen relaciones diplomáticas entre sí.

Así lo ha indicado la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de Roberto Micheletti tras el anuncio de que varios países, incluido España, harían regresar a sus embajadores, retirados a raíz del golpe de Estado, informó este lunes el diario hondureño 'La Tribuna'.

Además de los carnés diplomáticos de los embajadores de estos cuatro países, el Gobierno 'de facto' también ha reclamado la entrega de las matrículas de sus vehículos oficiales y los formularios de exención de impuestos que les fueron otorgados por la Dirección Ejecutiva de Ingresos.

El Gobierno 'de facto' advirtió de que no recibirá a los embajadores de los países que no reconozcan al actual Gobierno a menos que los países negocien con él el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el Ministerio de Exteriores del Gobierno de Micheletti.

Una vez restablecidas las relaciones, el Gobierno 'de facto' procederá a la acreditación de nuevos agentes diplomáticos, siguiendo las normas protocolarias respectivas.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, subrayó este lunes en una entrevista en Radio Nacional de España su deseo de que el embajador español pueda regresar "cuanto antes" a Honduras tras asegurar que Ignacio Rupérez está reconocido por el Gobierno "democráticamente elegido".

CONDENA REPETIDA DEL GOLPE

El Gobierno español ha condenado en repetidas ocasiones "la ruptura de la institucionalidad democrática en Honduras" a raíz del golpe de Estado por el que fue depuesto "ilegalmente" el presidente constitucional Manuel Zelaya, motivo por el cual "procedió a llamar a consultas al Embajador de España en Honduras", explica el Ministerio de Exteriores en la nota.

A pesar de su condena al golpe, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero "ha venido acordando con sus socios europeos, con los países iberoamericanos y con los Estados Unidos una respuesta concertada a la crisis que reflejara claramente la determinación de la comunidad internacional de considerar al Gobierno del Presidente Zelaya como único interlocutor legítimo".

En este sentido, ha venido apoyando también "todas aquellas iniciativas que, directamente impulsadas por la Organización de Estados Americanos o autorizadas por esta Organización, pudiesen conducir a una salida pacífica y negociada de la crisis hondureña y recompusiesen el orden institucional vulnerado por aquellos acontecimientos".

"El Gobierno español no sólo ha respaldado sino que ha colaborado activamente en los procesos de negociación abiertos para superar, en beneficio de la sociedad hondureña, los desencuentros existentes en el país", explica el Ministerio de Exteriores.

El Ejecutivo español "valora especialmente el Acuerdo de San José", auspiciado por el presidente costarricense, Oscar Arias, para dar salida a la crisis en Honduras, al considerar se trata de la "vía preferente para resolver la crisis" en el país centroamericano teniendo en cuenta que recoge "propuestas equilibradas".

El Acuerdo de San José, que contienen doce puntos, prevé la restitución de Zelaya en el poder y la posterior convocatoria de elecciones presidenciales, el próximo mes de noviembre.