26 de febrero de 2007

Honduras.- El Gobierno corta la electricidad a enganches ilegales para impedir la quiebra de las empresas eléctricas

TEGUCIGALPA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Honduras continúa con un intenso operativo que comenzó este domingo por el que está cortando la electricidad a las numerosas residencias y negocios, que tienen enganches ilegales a la red general de electricidad, con el objetivo de impedir la quiebra de la principal empresa de electricidad de ese país centroamericano.

En la acción participan soldados, policías, fiscales y empleados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que afronta pérdidas superiores a los 160 millones de dólares al año (algo más de 121 millones de euros anuales).

"En 24 horas recaudamos unos 300.000 dólares (227.500 euros)", dijo el ministro de Defensa, Arístides Mejía. "Cortamos el servicio a 700 clientes a nivel nacional", añadió.

"Encontramos irregularidades de distinta naturaleza como conexiones directas y manipulación de medidores", indicó a los medios de comunicación en rueda de prensa.

Mejía informó que los efectivos cortaron la energía por tardanza en los pagos a un edificio de oficinas del ex presidente Rafael Leonardo Callejas (1990-1994) y a un hotel de Tegucigalpa, donde el político es uno de los mayores accionistas. Entre las dos empresas debían 20.000 dólares (15.166 euros) de electricidad desde hacía cinco años.

Otro local al que cortaron el suministro de luz pertenece al ex candidato presidencial del partido Democracia Cristiana, Arturo Corrales. "El local estaba sin medidor, conectado al alumbrado público y recibía electricidad sin pagar por ella", aseguró Mejía.

Corrales, paradójicamente, es propietario de la compañía que lee los contadores de la luz y ordena a la ENEE el cobro y corte del servicio por mora.

"La ENEE pierde cada año lo que los organismos internacionales acaban de condonar de la deuda externa a Honduras", dijo Zelaya tras una reunión con su gabinete de Ministros.

Los organismo internacionales de crédito perdonaron el 64 por ciento de la deuda externa de Honduras, que ascendía hace un año a los 5.400 millones de dólares (4.095 millones de euros).

El presidente Zelaya aplicará diversas medidas para recuperar la ENEE, entre las que se incluye una ley que penalizará fuertemente el robo de electricidad y fomentará la producción y el uso de energía renovable. Además, el gobernante firmará en breve unas 60 autorizaciones a la iniciativa privada para generar electricidad en diferentes puntos del país.

Según el Gobierno, cerca de 18.000 grandes y medianos consumidores deben pagar de inmediato sus deudas acumuladas por 15 años a la ENEE, que ascienden a más de 20 millones de dólares (15,16 millones de euros), que deben 15 mil empresarios y 3.000 residencias, que consumen el 70 por ciento de la energía estatal.

Zelaya asumió el pasado 21 de febrero el control de la ENEE en un intento por evitar su quiebra, después de que anunciara la deuda que el Gobierno de Honduras tiene con la ENEE desde 1990 y que llega ya a los 27 millones de dólares (20,47 millones de euros).

Con apenas 600.000 clientes, la ENEE, fundada en 1957, no atiende adecuadamente las necesidades de energía de los 7,5 millones de habitantes de Honduras.

Una gran cantidad de sus clientes evaden el pago del servicio debido a que el Gobierno aplica impuestos por alrededor del 49 por ciento en la factura mensual de la electricidad.

El Estado hondureño intervino a la ENEE a mediados de 2005, sin resultados positivos. Zelaya, que trató previamente de solucionar los problemas de la institución, ha designado en sólo un año a cuatro gerentes generales.

Pese a contar con numerosos ríos caudalosos que podría usar en construir centrales hidroeléctricas, Honduras genera con plantas térmicas privadas el 65 por ciento de los 1.000 megavatios que produce cada hora.

Ahora, con el apoyo de Taiwán --un gran donante hacia los países centroamericanos--, el Gobierno podría comenzar en el 2008 a construir una represa hidroeléctrica en el río Patuca, al este de Honduras, que podría generar hasta 200 megavatios por hora.