25 de noviembre de 2010

Honduras.- El Gobierno denuncia el reclutamiento de hondureños para derrocar a Lobo

Apunta a Nicaragua como centro de entrenamiento militar

TEGUCIGALPA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Seguridad de Honduras, Óscar Álvarez, advirtió el miércoles de que varios hondureños están siendo reclutados para recibir entrenamiento militar en otros países de la región, entre los que señaló a Nicaragua, con el fin de derrocar al Gobierno de Porfirio Lobo.

"No sabemos si el Gobierno de Nicaragua tiene conocimiento, pero sí sabemos que están moviendo personas hacia territorio nicaragüense y a otros territorios para ser capacitados y entrenados en el uso de las armas de guerra", dijo Álvarez en una rueda de prensa celebrada en San Pedro Sula, donde indicó que estas actividades son una "preocupación" para el Gobierno.

El ministro rechazó pronunciarse acerca de la naturaleza de estas personas, ya que por el momento se desconoce su procedencia, aunque sí se tiene conocimiento de sus objetivos. "No quiero hablar de la palabra guerrilleros, sino de grupos irregulares, de grupos de personas violentas, que quieren desestabilizar la democracia en nuestro país", aseveró.

Así, el principal objetivo de estos rebeldes sería derrocar al presidente Lobo, quien llegó al poder tras vencer en las elecciones de noviembre de 2009 que pusieron fin al Gobierno 'de facto' liderado por Roberto Micheletti. En junio de ese mismo año éste encabezó el golpe de Estado contra el entonces mandatario Manuel Zelaya.

Desde entonces se ha especulado con la posibilidad de que seguidores de Zelaya, que fijó su residencia en República Dominicana tras pasar meses recluido en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, planeen su vuelta al poder a través de una nueva medida de fuerza que expulsaría a Lobo de la Presidencia.

"Las unidades de Inteligencia de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas han detectado el ingreso de armas de guerra, como AK-47 y M-16, en la zona del Bajo Aguán, que podrían estar siendo utilizadas por grupos que quieren desestabilizar la democracia en nuestro país", apuntó Álvarez.

Según explicó el ministro, Lobo habría seguido de cerca estos movimientos, que en un principio consideró irrelevantes. No obstante, ahora ha decidido poner estos hechos en conocimiento de la población debido a la escalada de violencia que han provocado en algunas regiones fronterizas del país.

"Desde hace varios meses él lo ha manejado, pero ahora, cuando estamos viendo que han muerto personas, la situación está a un nivel que el presidente vio la necesidad de anunciarlo para que se sepa que estamos ante un peligro a la seguridad del Estado", indicó en declaraciones recogidas por el diario 'Proceso Digital'.

Como medida de prevención, Álvarez anunció que se intensificarán los controles de inmigración, para garantizar la seguridad dentro de las fronteras y evitar la presencia de grupos rebeldes extranjeros. "La operación tiene que ver con orden y seguridad, con desarme de personas que andan con armas ilegales que están entrando al país", concluyó.