29 de diciembre de 2010

Honduras decomisó a narcotraficantes más de 10,5 millones de euros en efectivo durante 2010

TEGUCIGALPA, 29 Dic. (Reuters/EP) -

Honduras ha decomisado este año a los narcotraficantes unos 14 millones de dólares (10,5 millones de euros) en efectivo además de lujosos inmuebles que representan una cifra récord, nunca antes lograda por esa nación centroamericana carente de recursos para enfrentar a los violentos cárteles de las drogas.

Las incautaciones han tenido lugar en regiones golpeadas por la violencia, que se mantiene en alza por la creciente presencia de los cárteles mexicanos, que en su país son combatidos con amplios despliegues de militares y policías federales.

Los decomisos en 2010 incluyeron 14 millones de dólares (10,5 millones de euros) en efectivo, frente a los 733.000 dólares (553.800 euros) decomisados en 2009, al menos cuatro lujosas fincas en el oeste del país donde pastan unas 1.000 cabezas de ganado, y residencias en zonas urbanas, según datos del Ministerio de Seguridad.

El Congreso de Honduras aprobó este año una ley que permite la incautación inmediata de bienes sospechosos de ser producto de actividades del crimen organizado y agilizó procesos judiciales para resolver la extinción de dominio de estas propiedades.

"Si les quitamos sus recursos, su dinero, los estamos desarmando. Antes podían pasar años para lograr una extinción de dominio, ahora puede ser en tres meses a lo sumo", ha señalado a Reuters el jefe de la Oficina Administradora de Bienes Incautados, Omar Zúñiga.

El funcionario ha indicado que el aumento en el número y valor de los bienes incautados refleja una mayor actividad del narcotráfico en el país, uno de los más pobres de América.

El Gobierno de Porfirio Lobo tiene previsto subastar cuanto antes los bienes. Al menos la mitad de los fondos que se recauden serán destinados a comprar armas, vehículos, aeronaves y equipos de comunicación para la Policía y el Ejército.

'LOS ZETAS' Y SINALOA EN HONDURAS

En Honduras, donde cárteles colombianos operan desde hace décadas, se han sumado los mexicanos contratando a las temidas pandillas --conocidas como las 'maras'-- que tiñen de sangre poblados donde sicarios tirotean o atacan con explosivos a rivales en carreteras, bares y hasta en canchas de fútbol.

En México, que está destinando cifras millonarias a combatir a los cárteles, las disputas relacionadas con el narcotráfico han dejado más de 30.000 muertes desde diciembre de 2006, cuando asumió el poder el presidente Felipe Calderón.

El narcotráfico en Honduras deja un promedio de 16 homicidios diarios debido a pugnas entre los cárteles, especialmente en el litoral Atlántico, el norte y el oeste del país, zonas situadas en la ruta de la cocaína de Sudamérica hacia Estados Unidos.

"Nosotros no vamos hacer una guerra como México, no tenemos capacidad. Nosotros conocemos nuestras limitaciones y lo vamos hacer de acuerdo a esas capacidades", ha enfatizado a Reuters el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez.

"Los vamos a debilitar con las incautaciones, les estamos quitando los medios, los recursos, la infraestructura que necesitan para pagar sus armas y sus hombres", ha agregado.

Autoridades han denunciado la presencia en Honduras de miembros del cártel mexicano de Sinaloa, liderado por Joaquín 'El Chapo' Guzmán, uno de los capos más buscados por México y Estados Unidos, quien habría estado de vacaciones en Islas de la Bahía, un cotizado centro turístico en el Caribe.

También se habría detectado la presencia de 'Los Zetas', uno de los grupos narcotraficantes más violentos de México, fundado por desertores del Ejército mexicano y actualmente integrado por unos 10.000 hombres.

Honduras registró en 2009 una media de 66,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, una tasa de las más altas de América Latina, debido a un aumento de los crímenes vinculados al narcotráfico, según el Observatorio de la Violencia, patrocinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En 2008 se registraron 57,9 homicidios por cada 100.000 habitantes.