La Justicia de Honduras dictará sentencia este jueves sobre el asesinato de la activista Berta Cáceres

La Justicia de Honduras dictará sentencia este jueves sobre el asesinato de la activista Berta Cáceres
29 de noviembre de 2018 REUTERS / JORGE CABRERA - ARCHIVO

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La sala I del Tribunal de Sentencia de Honduras dictará este jueves la sentencia sobre el asesinato de la activista y líder ambientalista hondureña Berta Cáceres, que tuvo lugar en marzo de 2016.

   Ocho personas se encuentran acusadas en el marco del caso, según ha informado la cadena Telesur. A pesar de la acción judicial, los familiares de Cáceres y el Consejo Cívico de Organizaciones Indígenas de Honduras (Copinh) han señalado que se les ha prohibido su participación en el juicio, que han calificado de ilegal.

   Los abogados de los familiares y la Copinh no han podido asistir al juicio tras imponer recursos contra los miembros del tribunal por su presunta imparcialidad.

   La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras ha expresado en un comunicado su preocupación por la exclusión de la defensa de la familia de Berta Cáceres en el juicio por su crimen.

   Asimismo, ha condenado las demoras de la Justicia hondureña en la causa de Cáceres y ha indicado que la exclusión en el juicio de la familia y la Copinh "socava significativamente el derecho de las víctimas a un acceso efectivo y equitativo a la justicia así como su derecho a la verdad".

   Para la ONU "la persecución penal sólo es efectiva si las víctimas y sus familias son efectivamente involucrados en el proceso" y esa participación pone de manifiesto y refuerza el derecho a la verdad.

   El texto recoge que la imparcialidad de la Justicia "es clave para fortalecer la confianza ciudadana en las instituciones de Justicia y sus resoluciones, para la búsqueda de justicia de su familia, así como para salvaguardar la labor de las personas defensoras en Honduras".

   El pasado mes de octubre, los familiares de Cáceres habrían solicitaron la suspensión del inicio del juicio al presentar una recusación contra las tres juezas que llevaban el caso dado que temían que estas protejan a empresarios, socios y ejecutivos de la empresa energética DESA.

   Cáceres fue asesinada el 3 de marzo de 2016 en su casa de La Esperanza tras pasar años recibiendo amenazas de muerte por su campaña para paralizar la construcción de la presa de Agua Zarca, una infraestructura que, de construirse, destruiría bosques nativos y territorios indígenas.

   La activista hondureña, que en 2015 recibió el Premio Goldman, conocido como el 'Nobel Verde', es una más de una larga lista de activistas y defensores de los Derechos Humanos que han perdido la vida en la nación centroamericana a causa de su labor.

Contador