13 de diciembre de 2012

Honduras.- Lobo convoca al diálogo a los tres poderes del Estado tras la polémica por la destitución de magistrados

TEGUCIGALPA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha anunciado este miércoles la convocatoria de un diálogo entre los tres poderes del Estado después de la polémica suscitada por la destitución de cuatro jueces de la Sala Constitucional de la Corte Suprema por el Congreso.

En una escueta declaración a la nación emitida por la radio y la televisión, Lobo ha hecho un llamamiento "a la armonía de los poderes que conforman nuestro sistema democrático". "Debemos recordar que solo juntos hemos logrado superar las mayores dificultades que hemos enfrentado. Honduras somos todos", ha aseverado.

En este sentido, ha anunciado que va a invitar "al presidente del Congreso Nacional, al presidente de la Corte Suprema de Justicia y a otros actores claves de nuestra democracia a un diálogo amplio y abierto para construir una salida y un ambiente de colaboración, interacción y cooperación entre todos por el bien de Honduras".

"La independencia y la complementariedad de los poderes del Estado es fundamental", ha defendido Lobo, según recoge el diario 'El Heraldo', subrayando la necesidad de "coordinación y armonía con un único propósito, hacer lo mejor por nuestro pueblo hondureño".

Durante la jornada, Lobo no había querido atender a las preguntas de los periodistas sobre la destitución de los cuatro magistrados, que presuntamente se hizo con su beneplácito y que salió adelante en el Congreso con el respaldo de su formación, el Partido Nacional.

El Congreso hondureño destituyó en la madrugada del miércoles a cuatro de los cinco jueces que integran la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en una medida avalada por el partido gobernante y criticada por la oposición.

Tras una intensa jornada, la decisión salió adelante con los votos a favor de 97 diputados --principalmente los del Partido Nacional-- y 31 en contra. Los nacionalistas contaron con el apoyo de Unificación Democrática (UD) y algunos liberales.

Su destitución se debe a que votaron a favor de un recurso de amparo en contra de las pruebas de confianza que se realizan a los policías hondureños en el proceso de depuración que se está llevando a cabo en dicha institución.

En su veredicto de hace unas semanas, la Sala Constitucional --por cuatro votos a favor y uno en contra-- determinó que el decreto de ley que ordena depurar la Policía y que autoriza las citadas pruebas es inconstitucional porque viola principios como la presunción de inocencia y el debido proceso.