7 de mayo de 2010

Honduras.- Lobo critica la "arrogancia" de UNASUR y dice que renuncia a la cumbre UE-ALC para no presionar a España

TEGUCIGALPA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, criticó duramente este jueves por la noche a algunos de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) que habían amenazado con no asistir a la cumbre de la Unión Europea, América Latina y el Caribe el 18 de mayo en Madrid, acusándoles de "arrogancia" y advirtiéndoles de que con su actitud están castigando a los hondureños.

Asimismo, Lobo confirmó que aunque no estará en la citada cumbre sí estará presente en la cumbre entre la Unión Europea y los países centroamericanos que se celebra al día siguiente y aclaró que había optado por no acudir a la cita del día 17 por no someter a "presión" al Gobierno español, organizador y anfitrión del encuentro.

Los presidentes de Ecuador, Venezuela, Brasil y Bolivia habían expresado su intención de boicotear la cita de Madrid, dado que no consideran legítimo al Gobierno de Lobo por haber sido elegido en unos comicios organizados por el Gobierno interino que se formó en Honduras tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado en el que fue derrocado el presidente Manuel Zelaya.

"Yo quisiera recordarle a esos países que no olviden que 'Pepe' Lobo es el presidente de los hondureños, que este Gobierno que fue electo democráticamente en una concurrencia masiva en las urnas no se deriva en nada de los eventos del 28 de junio, sino que es un proceso de mucho antes que no lo maneja el Gobierno, sino un organismo independiente que es el Tribunal Supremo Electoral", subrayó.

"Este Gobierno tiene la legitimidad y la voluntad del pueblo", insistió, advirtiendo de que con ello "a quien están dañando es al pueblo hondureño, son los pobres que en mucho dependen de la ayuda de los países amigos". "Siento yo que la arrogancia, la prepotencia de algunos, en realidad lleva a castigar un pueblo que no tiene la culpa de nada", lamentó.

Por otra parte, Lobo explicó su decisión de sólo acudir a la cumbre de la UE con Centroamérica. "No vamos a ser motivo de conflicto, yo no puedo pedir al Gobierno español y someterlo a la presión de que tenga que estar ahí Honduras ante la protesta de los otros", afirmó.

Previamente, el ministro de Exteriores hondureño, Mario Canahuati, ya había adelantado la decisión de Lobo. "Lo que vamos a hacer es mantenernos al margen (de la Cumbre UE-Latinoamérica) de manera que esta iniciativa que ha sido tomada por el grupo del sur no vaya a perjudicar una actividad que ha sido promovida por el Gobierno de España", explicó.

Por su parte, el Gobierno español saludó la "valentía" demostrada por el presidente de Honduras y consideró que su decisión de no acudir a la VI Cumbre entre la UE, América Latina y el Caribe del próximo 18 de mayo en Madrid "despeja" las amenazas de varios países iberoamericanos de boicotear esa cita si Lobo estaba presente.