1 de julio de 2009

Honduras niega posibilidad de que Zelaya vuelva poder

Por Gustavo Palencia

TEGUCIGALPA (Reuters/EP) - El Gobierno interino de Honduras aseguró el miércoles que no existe "la más remota posibilidad" de que el derrocado presidente Manuel Zelaya regrese al poder y que sería arrestado si vuelve al país.

El canciller del Gobierno interino, Enrique Ortez, dijo en entrevista con Reuters que Zelaya no puede ingresar a Honduras aún cuando llegue acompañado por los presidentes de Argentina y Ecuador y el jefe de la OEA, como fue anunciado el martes.

"Mientras nosotros estemos, no hay la mas mínima, no hay la más remota posibilidad que un gobierno que desacató las órdenes jurídicas vuelva" al poder, dijo Ortez sobre un posible retorno de Zelaya. "La soberanía no se negocia, nosotros no estamos negociando absolutamente nada", agregó.

Las declaraciones de Ortez sucedieron horas después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) condenara el golpe militar del domingo y diera al Gobierno interino 72 horas para restituir a Zelaya bajo la amenaza de suspender al país del organismo.

"Ellos (los presidentes extranjeros y el jefe de la OEA) entran y él se queda afuera. Y si (Zelaya) entra, entonces se captura y va a la cárcel", aseguró Ortez en su casa en Tegucigalpa.

El Gobierno interino de Roberto Micheletti recibirá el miércoles a una misión del organismo interamericano integrada por México, Colombia, Guatemala y Canadá para discutir la crisis política en el empobrecido país centroamericano, precisó.

El embajador del Gobierno de Zelaya ante la OEA, Carlos Sosa, dijo en Washington que el secretario general del organismo designará a algunas personalidades en Honduras para que entreguen al Gobierno interino el comunicado oficial del ultimátum.

Ortez agregó que no irá una misión a Washington para explicar la situación de Honduras al Gobierno de Barack Obama, como Micheletti anunció el martes, aunque éste horas después dijo que había en Estados Unidos una misión hondureña dialogando con congresistas de ese país.

Obama consideró al Gobierno interino como ilegal y respaldó una resolución de Naciones Unidas (ONU) en la que el organismo no reconoce otro presidente que no sea Zelaya, así como la de la OEA.

"Soy yo el que dirige las relaciones exteriores, él (Micheletti) confía en mí. Pero por favor, zapatero a tus zapatos. Por ahora no (vamos a enviar una delegación a Washington), a menos que (yo) quiera ir a comer 'ice cream' (helado)", bromeó.

Ortez, un veterano político hondureño, pidió a la ONU y a la OEA escuchar su versión de los hechos sobre lo sucedido el domingo e insistió en que no se produjo un golpe de Estado, pese a que militares sacaron a Zelaya de su residencia a punta de rifle y lo obligaron a salir del país.

"Le pedí a la OEA y a las Naciones Unidas que nos permitan defendernos. Nos están en este momento en el mundo juzgando a espaldas nuestras", dijo el funcionario interino.