6 de mayo de 2011

Honduras.- Porfirio Lobo, satisfecho con la anulación de los juicios contra Zelaya porque permitirá el regreso a la OEA

TEGUCIGALPA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, expresó su satisfacción por la decisión de la Corte Suprema de Justicia de anular los juicios contra el exmandatario Manuel Zelaya, pues considera que es un paso importante para que esa nación centroamericana pueda regresar a la Organización de Estados Americanos (OEA) después de casi dos años de haber sido expulsada.

"Me congratulo mucho", dijo el jueves Lobo al felicitar al presidente del Supremo, Jorge Rivera Aviles, por la decisión durante el acto de inauguración del evento Honduras is Open for Business, celebrado en la ciudad de San Pedro Sula, en el que participan el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, y más de 1.400 empresarios hondureños y de otros 75 países.

"Esa decisión de la Corte abre la posibilidad (...) para que en el mes de junio regresemos de nuevo a la OEA y podamos caminar de la mano, todos juntos, como siempre lo hemos estado y debimos haber estado haciendo", expresó.

La Corte Suprema de Justicia de Honduras anuló el lunes todos los juicios por corrupción contra Zelaya, por considerar que "se violó el debido proceso al encontrarse en estado de indefensión", resolución que podría favorecer su regreso a esa nación centroamericana, casi dos años después de ser derrocado.

Horas antes de que Lobo diera a conocer su impresión sobre este fallo, fue divulgada una carta escrita por Zelaya desde República Dominicana --donde reside desde enero 2010-- en la que se niega públicamente a regresar a Honduras alegando que todavía existen "amenazas" a su libertad.

Una corte de apelaciones rechazó el miércoles un recurso contra este fallo presentado por la Fiscalía y la Procuraduría. Según Zelaya, para que la decisión tenga validez legal deberá ser ratificada por el Supremo en un plazo máximo de 60 días, tiempo que disponen las partes en contra para recurrir el veredicto.

El expresidente estaba acusado de fraude, falsificación de documentos públicos en perjuicio de la fe y de la administración pública y de la apropiación indebida de 57 millones de lempiras (unos dos millones de euros) pertenecientes a la Presidencia y al Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS).

La anulación de las causas en su contra es una de las condiciones que ha impuesto Zelaya para su regreso a Honduras desde República Dominicana --donde reside actualmente-- y que la OEA ha establecido para readmitir a esa nación centroamericana, suspendida el 4 de julio de 2009.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró esta semana que con la anulación de los juicios contra Zelaya, Honduras ha cumplido con la "principal condición" para regresar al sistema interamericano porque "pone fin a la situación de incertidumbre en torno a la situación jurídica del ex mandatario que se abrió a partir del golpe de Estado del 28 de junio de 2009".