12 de marzo de 2015

Presidente de Honduras: El traslado de reos peligrosos continuará

Presidente de Honduras: El traslado de reos peligrosos continuará
REUTERS

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha confirmado este miércoles por la tarde que el traslado de los presos peligrosos --líderes pandilleros, la mayoría de ellos-- a cárceles de máxima seguridad continuará pese al sangriento motín registrado este mismo miércoles en San Pedro Sula, donde han fallecido tres reos.

   En una rueda de prensa en la Casa Presidencial, donde ha estado acompañado por miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), Hernández ha denunciado que los grupos criminales "han convertido las cárceles en escuelas del crimen", si bien ha advertido de que este tipo de actos no les van a hacer retroceder.

   "La acción emprendida por la Policía Nacional, la Policía Militar y demás operadores de justicia ha sido muy eficiente, tanto así que son centenares y centenares de delincuentes que están siendo judicializados y que están llegando a los centros penales", ha señalado el presidente, en unas declaraciones que publica el diario local 'El Heraldo'.

   Hernández ha explicado que cuando el Gobierno aumenta la presión contra los criminales, estos reaccionan "con acciones violentas". Sin embargo, ha insistido en que el Ejecutivo y las fuerzas del orden van a ganar esta batalla. "La vamos a ganar por el bien de la mayoría, porque tenemos derecho de vivir en paz", ha apostillado.

LAS CLAVES DEL SUCESO

   Al menos tres personas han muerto y cerca de una veintena han resultado heridas a causa del motín que se ha producido en la cárcel de alta seguridad de San Pedro Sula, en el noroeste de Honduras.

   Al parecer, los enfrentamientos se han desatado cuando un grupo de policías ha intentado trasladar a miembros de las pandillas a otra prisión --según han explicado las autoridades-- por razones de seguridad.

   Los reos han abierto fuego dando lugar a un intenso tiroteo que se ha saldado con al menos tres reclusos muertos y una veintena de heridos, entre los que habría varios uniformados. Una vez controlada la situación, las fuerzas de seguridad han llevado a cabo un intenso registro en el que han decomisado 44 armas de fuego.

   La cárcel de San Pedro Sula, que alberga unos 2.780 reos, está controlada por el crimen organizado. Honduras posee 25 prisiones con más de 13.000 reos que, según las ONG, sufren hacinamiento, insalubridad y corrupción.