1 de junio de 2011

Honduras.- El presidente hondureño agradece el respaldo de la OEA y promete trabajar por "la paz y la reconciliación"

WASHINGTON, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha agradecido este miércoles el respaldo de los países de la Organización de Estados Americanos (OEA), que han apoyado el regreso de Honduras a esta alianza, y ha prometido que seguirá trabajando por "la paz y la reconciliación".

Al término de la reunión celebrada en Washington, Lobo ha agradecido la "voluntad" expresada por "todos los países" de la OEA, incluido Ecuador, que votó en contra del reingreso al entender que aún no se habían cumplido todos los requisitos impuestos y, en concreto, los que abogan por investigar a los responsables del golpe de Estado contra Manuel Zelaya. A Ecuador, Lobo le ha agradecido su "posición franca".

El presidente hondureño, que ganó las primeras elecciones celebradas tras el golpe contra Zelaya y autorizó un salvoconducto al ex mandatario para que abandonase el país en enero de 2010, ha agradecido especialmente a Venezuela y Colombia el papel jugado en las últimas semanas.

Ambos países han mediado para la firma de un acuerdo de reconciliación nacional en Honduras del que este miércoles se ha obtenido "el resultado", según Lobo, quien ha aplaudido el "esfuerzo permanente" de los ministros de Exteriores de Colombia y Venezuela, María Ángela Holguín y Nicolás Maduro, respectivamente.

Lobo ha reiterado su "compromiso con el pueblo hondureño de continuar por el camino de la paz y la reconciliación", y ha enmarcado dentro de estos esfuerzos la reforma del artículo 5 de la Constitución, que pasa a permitir las consultas populares. Ahora, ha añadido, la población puede ser consultada "sin restricciones" para "tomar decisiones", informa TeleSur.

El mandatario ha querido aclarar que, en cualquier caso, él no saldrá "beneficiado" de las reformas, porque su "contrato con el pueblo está definido". "No vamos a promover ni imponer nada, es el pueblo el que va a decidir", ha apuntado.

Asimismo, también ha aclarado que su Gobierno no va a perseguir "políticamente" a nadie. "Ni lo hemos hecho, ni lo vamos a hacer. Lo mejor que podemos hacer es que nos perdonemos todos", ha sentenciado.