26 de noviembre de 2009

Honduras.- Zelaya acusa a EEUU de apoyar una "dictadura" al respaldar las elecciones generales en Honduras

Reitera que no aceptará una eventual decisión del Congreso sobre su restitución en la presidencia

TEGUCIGALPA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El mandatario depuesto de Honduras Manuel Zelaya acusó este jueves a Estados Unidos de apoyar una "dictadura" al ofrecer su visto bueno y respaldo a las elecciones generales que se celebrarán el próximo domingo en medio de una de las peores crisis políticas que ha vivido ese país.

"Estados Unidos no está solamente apoyando las elecciones, sino que está apoyando al régimen de facto, está apoyando a la dictadura, está apoyando al régimen golpista", dijo en una entrevista al portal brasileño UOL divulgada este jueves.

Zelaya reiteró que impugnará los resultados de los comicios, alegando que cuando "hay una ruptura del orden jurídico, del orden constitucional por un golpe de Estado" entonces "no se puede legalizar ningún proceso" electoral. "Todo lo que se haga tiene efecto de nulidad", subrayó.

"América Latina ya vio unos 80 golpes de Estado, pero que desembocaron en una nueva Constitución, un pacto social hacia una nueva Constitución, y no en una convocatoria espuria de elecciones bajo la dirección de una dictadura, sin observadores internacionales, sin OEA (Organización de Estados Americanos), sin Naciones Unidas", recordó.

"PACTO NULO"

Zelaya consideró que el pacto Tegucigalpa-San José que suscribió hace casi un mes con el mandatario interino, Roberto Micheletti, ha sido "anulado" porque el "acuerdo se rompió" y es "extemporáneo", por tanto, aclaró que no pueden haber elecciones ya que ese punto estaba supeditado a su retorno al poder.

"El Congreso sólo podría decidir alguna cosa en caso de que se hubiese consolidado el acuerdo Tegucigalpa-San José, porque el Congreso sólo podría decidir sobre ese tema si hubiese un acuerdo entre las partes", explicó.

Zelaya, quien se encuentra refugiado en la Embajada de Brasil desde el pasado 21 de septiembre, ha dejado claro nuevamente que no reconocerá entonces una eventual decisión del Congreso sobre su retorno a la Presidencia, debido a que "el acuerdo ya no tiene ninguna legalidad".

El Parlamento, al haber "caducado" el convenio, ya "no tiene autoridad para discutir el acuerdo" y, aunque emita una respuesta favorable a su restitución en el cargo, ésta decisión "no tendría legalidad alguna".

Por otra parte, el mandatario depuesto ha dicho que no tiene previsto abandonar la Embajada de Brasil por el momento y ha aclarado que permanecerá allí "por el tiempo que Brasil lo permita".

El Ministerio de Exteriores de Brasil ha informado al portal UOL que Zelaya "será huésped de la embajada de Brasil por el tiempo que sea necesario para la normalización de la situación en Honduras".