18 de noviembre de 2009

Honduras.- Zelaya revela que EEUU le ofreció presidir el gabinete de transición en Honduras para superar la crisis

TEGUCIGALPA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente derrocado Manuel Zelaya reveló a última hora del martes (madrugada del miércoles en España) que Estados Unidos le ofreció presidir el "gabinete de transición" en el país como forma de superar la crisis política en el país centroamericano algo que, si acepta, obligaría al presidente 'de facto', Roberto Micheletti, a renunciar "el viernes en el Congreso".

"Si yo acepto integrar ese gabinete de transición, él renuncia (Micheletti) y legitimo el golpe de Estado. Es una maniobra en la que yo no voy a caer", aseguró, en declaraciones a los medios difundidas por el diario 'La tribuna'.

"Me propusieron que si integrábamos un gabinete, Micheletti renunciaba y (yo) asumía el gabinete a través del ministro de Gobernación. Incluso me propusieron que nombrara yo al ministro de Gobernación", explicó. Sin embargo, subrayó que no tiene intención de "caer en esa trampa" dado que el Gobierno de Micheletti tendría "derecho al veto".

Zelaya, que consideró que esta oferta responde a la carta que remitió al presidente estadounidense, Barack Obama, admitió que Washington le ha estado pidiendo "que permita a Micheletti armar un gabinete de transición, que después me darán el retorno".

"Pero yo a los golpistas no les creo ni cuando rezan, lo que quieren es blanquear el golpe", zanjó. "Mientras el Congreso no derogue el decreto (en virtud del cual fue destituido) yo no puedo legitimar el golpe de Estado armando un gabinete a Micheletti", explicó.

A juicio del mandatario derrocado, el Gobierno estadounidense ha "entrado en una contradicción muy grande" al entender que, con esta propuesta, pretende garantizar que "las elecciones se puedan desarrollar sin la presión militar".

"Le pido a Estados Unidos que no avale ese tipo de maniobras (...) la restitución del Estado de Derecho es el único camino para el reconocimiento del proceso electoral", concluyó.

En este sentido, lamentó que la postura de Washington se haya "alejado de la posición de los presidentes de América Latina al decir que apoya las elecciones con o sin restitución y el régimen de facto está buscando una salida para blanquear el golpe".

Zelaya hizo estas declaraciones tras mantener un encuentro con el subsecretario adjunto para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Graig Kelly, quien llegó este martes al país centroamericano para tratar de impulsar un acuerdo entre las partes en liza.

"Hemos hecho un amplio análisis sobre temas del país como las elecciones y las contradicciones que se están dando con respecto a las relaciones de Estados Unidos con Honduras", explicó a Radio Globo tras concluir la reunión con Kelly en la Embajada diplomática de Brasil en Honduras.

El mandatario derrocado explicó que Kelly se comprometió a trasladar al Gobierno estadounidense su "inquietud" en estos asuntos, algo que abordarán, posiblemente a partir de este miércoles en Washington, la ministra de Exteriores hondureña Patricia Rodas y la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

ENCUENTRO CON MICHELETTI

Previamente, Kelly, que visita Honduras por tercera vez en tres semanas, abordó con el presidente 'de facto', Roberto Micheletti, el anuncio del Congreso de que votará sobre la restitución de Zelaya el próximo 2 de diciembre.

Aunque Zelaya y Micheletti aceptaron firmar el 29 de octubre un acuerdo que abría la puerta a la restitución de Zelaya si el Congreso, previo dictamen de la Corte Suprema de Justicia, así lo avalaba, así como a la formación de un Gobierno de unidad y reconciliación en el país y la posterior celebración de elecciones generales, las partes se encallaron en las negociaciones tras el anuncio de Micheletti de conformar un Gobierno sin representación de partidarios de Zelaya. Zelaya siempre ha defendido su restitución antes de la celebración de los comicios.

El funcionario estadounidense no hizo declaraciones a la prensa tras reunirse durante poco más de una hora con Micheletti en la Casa de Gobierno, acompañado por el embajador estadounidense en Honduras, Hugo Llorens.

El ministro de Presidencia de Micheletti, Rafael Pineda, explicó que Kelly trasladó al presidente interino la preocupación en Washington por "algunos brotes de intranquilidad" en Honduras, tras los recientes asesinatos de personalidades y políticos, así como "el conocimiento que tienen de la supuesta existencia de algunos movimientos y de la existencia de bolsones de armas en algunas partes del país".