25 de abril de 2015

HRW pide a Indonesia la paralización de la ejecución de Rodrigo Gularte

HRW pide a Indonesia la paralización de la ejecución de Rodrigo Gularte
YOUTUBE

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha pedido al presidente indonesio, Joko Widodo, que paralice "de forma urgente" la ejecución inminente de diez presos condenados por tráfico de drogas, instando al mandatario a adoptar un "liderazgo verdadero".

Las autoridades ejecutarán de forma inminente a diez reos, de los que más de la mitad son extranjeros, por lo que el caso ha provocado tensiones entre las relaciones de Yakarta y Australia, Francia y Brasil.

Indonesia tiene duros castigos contra los crímenes relacionados a drogas y reanudó las ejecuciones en el 2013, después de una pausa de cinco años. En lo que va de año se han realizado seis ejecuciones por tráfico de drogas.

"El presidente Widodo tiene una importante oportunidad de señalar el rechazo de Indonesia a la pena de muerte perdonando las vidas de estas diez personas", ha afirmado Phelim Kine, director adjunto de HRW para Asia.

ENFERMEDAD MENTAL

La organización ha señalado en su comunicado el caso del reo brasileño, Rodrigo Gularte, sobre el que el Gobierno brasileño ha expresado su preocupación al asegurar que el condenado sufre un trastorno bipolar y esquizofrenia.

En este sentido, HRW ha recordado que la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas manifestó en el año 2000 su oposición a las ejecuciones sobre "personas que sufran cualquier tipo de enfermedad mental".

"TERAPIA DE SHOCK"

Por otro lado, la organización ha criticado las seis ejecuciones realizadas hasta el momento, alertando de las declaraciones de Widodo al respecto, que aseguró que la pena de muerte para traficantes de drogas supone una "importante terapia de shock" para cualquiera que quiera cometer este tipo de delito.

"Human Rights Watch se opone a la pena de muerte den todas las circunstancias por su crueldad inherente. El uso de Indonesia de la pena de muerte no es consistente con las leyes de derechos humanos internacionales", ha criticado.

"El presidente Widodo debería reconocer que la pena de muerte no es una forma de evitar los crímenes sino un castigo injustificable y bárbaro", ha criticado Kine, que ha instado al mandatario a promocionar la democracia y unirse a los países que ya han abolido la pena de muerte.