2 de agosto de 2007

Iberoam.- La CIDH, dividida, emite por fin un comunicado sobre sus sesiones sin mencionar la disputa con Gutiérrez Trejo

WASHINGTON, 2 Ago. (EP/AP) -

La dividida Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió finalmente el miércoles un comunicado al concluir sus sesiones, pero evitó mencionar en él la disputa interna con el delegado venezolano, Freddy Gutiérrez Trejo.

El comunicado de prensa se demoró, en esta ocasión, hasta cinco días y la rueda de prensa que debía celebrarse posteriormente fue cancelada.

Gutiérrez había hecho notar el domingo en un memorándum interno dirigido a los otros seis miembros de la comisión que no respaldaba el comunicado debido a que no reflejaba lo acontecido en los debates y que con la cancelación de la rueda de prensa la CIDH estaba privando al público de su derecho de información.

El periodo de sesiones de 12 días debió haber concluido el viernes 27, pero los miembros de la CIDH, que es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), continuaron trabajando el fin de semana.

La CIDH inició sus debates degradando la autoridad de Gutiérrez al despojarlo de sus funciones de relator para El Salvador, Panamá, Uruguay y las familias de trabajadores emigrantes debido a que el venezolano estaba filtrando información de "casos en trámite del país de su nacionalidad".

Gutiérrez, quien como relator recibía y seguía los casos relacionados con esos países y el tema, alegó que fue despojado de esas funciones por su cercanía al presidente Hugo Chávez.

La CIDH, como lo adelantó Gutiérrez el domingo, no refleja esa disputa en su comunicado final y se limita a señalar detalles de sus sesiones y las 25 audiencias celebradas.

Este órgano toma decisiones que los países se comprometen a cumplir. Si no lo hacen, la Comisión puede llevar el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en San José, Costa Rica.

Gutiérrez dijo que los Gobiernos no tienen que cumplir la decisiones de la CIDH porque obedecen a "manipulaciones" de su actual presidente, el salvadoreño Valentín Meléndez, y su secretario ejecutivo, el argentino Santiago Cantón. "La comisión tiene una existencia casi virtual", agregó. Ninguna de estas acusaciones ha tenido respuesta en el comunicado.