31 de julio de 2012

Iberoam.- Iberoamérica cree que España no tiene capacidad de resolver sola sus problemas y reclama apoyo decidido de UE

Iberoam.- Iberoamérica cree que España no tiene capacidad de resolver sola sus problemas y reclama apoyo decidido de UE
UIMP

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Secretaría General de Iberoamericana, Enrique Iglesias, se ha referido este miércoles a la situación de crisis por la que atraviesan países como España y Portugal, y ha opinado al respecto que "no tienen capacidad de resolver solos sus problemas". "Con austeridad solamente los temas no se resuelven", ha advertido, para opinar al respecto que debe haber "unidad europea" y "apoyo decidido" por parte de la Unión.

"Esto no evita hacer medidas de austeridad y reformas, pero si la comunidad (europea) no valoriza su capacidad de trabajar conjuntamente, va a ser muy difícil que de la crisis se salga rápidamente y el dolor puede ser grande", ha alertado.

Iglesias se ha expresado así en Santander, donde ha participado, junto con el expresidente colombiano Belisario Betancur, en un debate sobre el papel que juega Brasil en el ámbito iberoamericano, dentro de un curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo sobre el panorama del país carioca.

A lo largo de la mesa redonda, el secretario iberoamericano ha analizado la situación y perspectivas de Latinoamérica y Europa en general, y Brasil y España en particular, y ha apuntado al respecto que el principal problema de América Latina depende precisamente de "qué va a pasar con el mundo", especialmente con Europa, ya que en caso de "catástrofe", los países iberoamericanos no van a poder "escapar" de esa coyuntura.

Entre otras cuestiones, Iglesias ha abogado por mantener y potenciar las inversiones de Latinoamérica en España y viceversa, fortalecer las relaciones empresariales, incrementar las exportaciones y acentuar la colaboración en ámbitos como las infraestructuras o las nuevas tecnologías.

"El primer problema de Latinoamérica ahora es pensar qué va a pasar con el mundo, con la UE, con China". El segundo "es mantener la gestión macroeconómica" porque, cuando las economías crecen menos, "y en toda la región se crece menos, los asuntos sociales se hacen mucho más complejos", advirtió.

Iglesias, responsable del órgano que trabaja por la cohesión de la gran comunidad iberoamericana y su proyección internacional, cree que la región debe afrontar aún "tres grandes revoluciones: la de la educación de calidad, que es el gran desafío para el futuro, la de la productividad de las empresas y la reforma institucional".

A sus ojos, los problemas que atraviesan ahora España e Iberoamérica son totalmente distintos. "En la península hay una crisis profunda y España y Portugal no tienen capacidad para resolverlos". Por el contrario, los países de América Latina siguen siendo "acreedores y no deudores", pese a todas las carencias que aún debe solucionar.

Lamentó, en este sentido, lo "increíblemente baja" que es la actividad exportadora de España hacia América Latina, un continente al que le interesa tanto "mantener el stock de inversiones de la península" como aprovechar el potencial de formación de recursos humanos. A la inversa, la península debería sacar partido al vínculo con América Latina "para fortalecer sus empresas" en tanto que los capitales iberoamericanos "podrían invertir en la actualidad en la península", sugirió.

Enrique Iglesias defendió que la región ha avanzado mucho en solidez del sistema bancario y en reducir de forma "espectacular" los índices de pobreza. "Ahora, 300 millones de personas están en otro nivel de consumo y de demandas", apuntó

En esta línea, citó a Brasil como ejemplo de "vigor, vitalidad y optimismo". "Brasil ha despertado como gran potencia científica, es un líder regional natural. También ha hecho de la exportación un poderoso instrumento de desarrollo".

Guillermo de la Dehesa, economista que también participó en la sesión de trabajo, llamó la atención, además, sobre el hecho de que Brasil es un país tan grande que se toca con todos los países de Latinoamérica salvo Ecuador y Chile, lo que le da una importancia "capital". "Es impresionante el poder que le da ese tamaño. El país es fundamental para la vertebración" de toda la zona sur, reflexionó.