17 de julio de 2007

Iberoamérica.- Aznar define el socialismo como una formulación política "felizmente superada por la historia"

ROMA, 17 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El ex presidente del Gobierno José María Aznar celebró hoy que, hoy en día, "el socialismo, el marxismo y el comunismo" sean formulaciones políticas "felizmente superadas por la historia", según declaró desde Roma, donde acudió para presentar el Informe Estratégico sobre América Latina elaborado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), de la que es presidente.

El acto, que se desarrolló en la Basílica de San Lorenzo in Lucina bajo la organización de la fundación italiana 'Respublica', consistió en un debate sobre el futuro de Latinoamérica y sus relaciones con Occidente, en el que también participaron el presidente de la Cámara de los Diputados de Italia, Fausto Bertinotti --reconocido político de izquierdas--, y el diputado y vicepresidente del partido Forza Italia, Giulio Tremonti.

Después de remarcar el papel "vital" que juegan los países latinoamericanos en el futuro del mundo, Aznar quiso alertar sobre el peligro que supone el avance del "populismo" o del "nuevo socialismo del siglo XXI" en algunas naciones americanas, retomando formas de "autoritarismo" y caracterizándose por un "un indigenismo de base muy radical tanto en su mensaje como en su actitud".

Para Aznar, esta corriente político-ideológica es "muy peligrosa para el futuro de la región", al tiempo que subrayó la "pertenencia de América Latina al mundo occidental".

Asimismo, el ex presidente español, que habló en italiano, aprovechó el contexto romano del acto para reivindicar las raíces cristianas, asegurando que sin ellas, Occidente "no se puede explicar", ya que "la historia de Europa es la historia del cristianismo".

Aznar defendió sus puntos de vista frente a las posturas discrepantes de Bertinotti, quien recordó, por contraste, el papel que tuvieron los movimientos obreros en la construcción de la Europa actual, al tiempo que reprochó, de modo indirecto, el apoyo del ex presidente español a la guerra de Irak, criticando la decisión "de hacer la guerra" tomada en su momento por Estados Unidos bajo el pretexto de "exportar la democracia".