27 de mayo de 2008

Iberoamérica.-El BID anuncia una línea de crédito de 318 millones para enfrentar la crisis alimentaria en América Latina

WASHINGTON, 27 May. (Reuters/EP) -

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy una nueva línea de crédito de 500 millones de dólares (318 millones de euros) que se concederá a los países de América Latina y Caribe para enfrentar los efectos de la crisis mundial de los alimentos y evitar así que millones de personas de la región caigan en los niveles de la pobreza, informó el organismo.

Según informó el organismo en un comunicado, los gobiernos podrán utilizar la línea, que será aprobada por la dirección ejecutiva en los próximos días, para reforzar programas de protección social, como transferencias monetarias condicionales para familias pobres y financiar proyectos que aumenten la productividad rural.

"El riesgo que enfrenta la región es muy concreto", dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. "De no hacer nada, podríamos perder el terreno ganado en la lucha contra la pobreza en los últimos cinco años", añadió.

El precio de los alimentos a nivel global ha aumentado una media del 68 por ciento desde enero de 2006, señaló el organismo financiero interamericano.

El aumento sostenido del 30 por ciento en seis productos de consumo básico como la harina, el maíz, la carne, la soja, el azúcar y el arroz, supondría que al menos 26 millones de personas caerían nuevamente en la pobreza extrema, sumándose a los 71 millones de pobres extremos que permanecen en el subcontinente, consideró el BID.

Moreno indicó que el alza en el precio de los alimentos aún no se nota totalmente en la inflación de las economías, por lo que subrayó que este "es el momento de actuar".

Además, el organismo anunció que movilizará 20 millones de dólares adicionales para un fondo de donaciones, que podrían utilizarse para emergencias. El alza de los alimentos afecta principalmente a los países centroamericanos y a República Dominicana porque son importadores de petróleo y productos básicos, señaló el BID, aunque aclaró que la línea de crédito está abierta a todas las economías de la región.

La actual crisis alimentaria provocada por la alza en los precios ha generado protestas en países como Haití y Bolivia, además de afectar a naciones de África y Asia.

MEDIDAS.

Los ministros de Hacienda y secretarios de Finanzas o Hacienda de países como Panamá, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Honduras, El Salvador, República Dominicana y Belice discutieron el lunes cómo abordar el tema durante una reunión en el BID en Washington, señaló Moreno.

Entre las medidas que pueden adoptar los Gobiernos están bajar los aranceles para la importación de alimentos básicos, reducir los impuestos sobre la producción agrícola, financiar la producción de semillas y fertilizantes y la construcción de vías públicas para transportar los productos y bajar costos, señaló.

Por su parte, el ministro de Hacienda de Costa Rica, Guillermo Zúñiga, reforzar programas sociales e infraestructura requiere inversiones, lo que es un reto para las economías locales. "Los países necesitan invertir (...) pero tenemos restricciones de naturaleza presupuestaria que son una realidad", afirmó el ministro.

En El Salvador, el Gobierno buscará atender a 90.000 familias hasta el año que viene dentro de un programa social del Gobierno, dijo el secretario de la Presidencia, Eduardo Ayala, quien añadió que en ese país centroamericano el petróleo y el maíz fueron los productos que mayor aumento de precio registraron.

"El petróleo afecta todo y (el precio de) los granos para alimentar animales, como el maíz amarillo, están afectando el precio de la carne de aves, huevos, carne de res y leche, viene todo en una cadena", concluyó.