23 de junio de 2006

Iberoamérica.- La embajadora colombiana dice que la región es irrelevante en el mundo por sus problemas de integración

El embajador Méndez subraya que la apuesta de Venezuela es por una integración "que no sea sólo comercial"

MARID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La embajadora de Colombia en España, Noemí Sanín, aseguró hoy en Madrid que América Latina es "totalmente irrelevante" en el escenario político internacional por los problemas que están surgiendo para concretar los procesos de integración abiertos en la zona, motivo por el que advirtió de los "costes demasiado grandes" que conllevará para la región su falta de unidad.

"Unidos somos más fuertes. En América Latina no sabemos sumar, y tampoco hemos aprendido a multiplicar, por eso ahora somos totalmente irrelevantes en la política internacional", afirmó Sanín en el 'II Seminario España Puerta de Europa hacia América Latina', organizado por la Fundación Euroamérica y el Real Instituto Elcano en la sede de las instituciones europeas en Madrid.

Asimismo, la diplomática colombiana reconoció que ve con tristeza lo que está ocurriendo en el subcontinente, aunque aclaró que los principales responsables de esa falta de integración son los propios países latinoamericanos, bloque en el que no incluyó a Chile, país que según resaltó, es el único que está logrando establecer acuerdos de asociación con otras zonas del mundo "y paradójicamente va solo".

Por su parte, el embajador venezolano en España, Arévalo Méndez, coincidió con Sanín en que los latinoamericanos "no van a ningún lado solos", aunque apunto la responsabilidad a otros motivos. "Hay una falta de voluntad de la Unión Europea para entender e interpretar la realidad de América Latina (...) No pueden imponernos modelos sin entender e interpretar nuestra realidad", indicó.

En este punto, Méndez consideró que el éxito o el fracaso de la pretendida unidad latinoamericana en el marco de los procesos de integración y la firma de tratados con otros bloques y regiones del mundo dependerá "en gran medida" del papel que juegue España y, sobre todo, de que esa integración no se centre exclusivamente en los temas comerciales.

Así, insistió en que desde el punto de vista del Gobierno de Hugo Chávez tiene que haber un espacio de concertación y de diálogo político previo a la firma de esos acuerdos, que los países europeos ofrezcan cooperación más que ayudas y unas reglas comerciales con un equilibrio perfecto entre "complementariedad y competitividad", según el embajador Méndez.

Durante el seminario también se habló de la crisis que atraviesa uno de los procesos de integración abiertos en América Latina, en concreto la Comunidad Andina de Naciones (CAN), tras la reciente decisión de Venezuela de abandonar el bloque regional para continuar con paso firme su adhesión al Mercado Común del Sur (Mercosur), que se prevé para el próximo 4 de agosto.

Sobre este aspecto la embajadora Sanín consideró que la Unión Europea no debería haber "castigado" a la Comunidad Andina retrasando el inicio de las negociaciones, cuyo anuncio estaba previsto en la reciente cumbre celebrada en Viena y haber comenzado el proceso para la firma de un acuerdo de asociación con el resto de los países que integran en bloque: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Por su parte, el embajador Méndez explicó que su Gobierno decidió abandonar la CAN porque se había convertido en un "simple instrumento de unión entre comerciantes", y respondió a las críticas lanzadas en contra de su país recordando que Chile también lo abandonó y que Perú amenazó con hacerlo. "Y no olviden que el 70 por ciento del comercio andino es entre Venezuela y Colombia, y eso no va a cambiar", añadió.