4 de julio de 2007

Iberoamérica.- Iglesias dice que América Latina vive una "bonanza" que debe impulsar el desarrollo con la educación

SANTANDER 4, (De la enviada especial de EUROPA PRESS Eva González)

América Latina vive un "momento interesante", que está marcado por una nota optimista. Los tiempos de bonanza actuales no se daban desde finales del siglo XIX o principios del XX y se evidencia en la mejora de los indicadores sociales y la falta de importantes crisis en los últimos años, como las de Uruguay o Argentina. Sin embargo, este momento debe aprovecharse para "estabilizar las variables macroeconómicas" e impulsar el desarrollo social a través de la educación. Así lo consideró hoy el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, en el curso de verano 'América Latina, camino de una sociedad de clases medias', que se imparte en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, organizado por Banco Santader.

"Aumenta la idea de que estamos mejor que antes. Ese es el estado actual entre las clases dirigentes y las clases medias", indicó Iglesias quien explicó que el ciclo basado en la bonanza externa, "sobre todo por la demanda de China y de La India nos dan oportunidades de crecimiento, por los precios vigorizantes para la región", declaró.

"La capacidad macroeconómica de la región" ha mejorado, consideró el representante de la Secretaría General Iberoamericana. "Se terminó la magia econónómica de contínuas devaluaciones y numerosos créditos. Hoy hay un reconocimiento al respeto de los sistemas fiscales y tenemos sistemas más sólidos", insistió.

"El síndrome de las crisis bancarias ha ido resolviéndose y hoy tenemos una banca más sólida", dijo Iglesias, que destacó que se ha reducido en casi un diez por ciento el índice de personas que viven bajo el umbral de la pobreza en la región, debido a que "el crecimiento económico empieza a dar dividendos sociales". En ese sentido el secretario destacó el caso chileno, donde en 1990 el 38 por ciento de su población era considerada pobre y hoy este indicador descendió hasta el 13,7 por ciento. Esto "demuestra que pueden hacerse cosas para solucionar el problema", añadió.

"América Latina vive cambios en el sector real", sostuvo el secretario quien explicó que la región ha realizado una "revolución agropecuaria", una "revolución de los servicios", o una "revolución en el área de las empresas trasnacionales". "Hoy las empresas latinoamericanas son inversores en el extranjero, lo que marca un cambio importante con respecto al pasado", acotó.

Otro de los éxitos de la región, según Iglesias, son los acuerdos norte sur que el subcontinente está concretando con países como EEUU, Asia y los que se están negociando con la Unión Europea. "Esto marca el dinamismo con el que se marca el sector externo de nuestra economía", consideró.

"El aumento de los niveles de decmocracia (...) ahora está asentada sobre factores reales y endógenos, pero no se puede ser complaciente", sostuvo el secretario general iberoamericano, que puso nuevamente a Chile de ejemplo de que "el desarrollo es posible". "Chile demuestra que se puede crecer e ir haciendo frente a los problemas sociales", afirmó.

EXCLUSIÓN SOCIAL

"Existen unos enormes bolsones de exclusión por lo que es necesario profundizar en los problemas sociales", dijo. El secretario apostó por el aumento de la productividad de cada uno de los países del área para solucionar sus desigualdades. "Este desarrollo a largo plazo no puede realizarse sin instituciones fuertes", expuso Iglesias que consideró que se ha logrado "asentar una clara relación entre el Estado y el mercado, lo que hace que el debate se vuelva viejo", lamentó. "La democracia tiene problemas de funcionamiento formal. Crisis de partidos políticos que alimentan algo que Cardoso señaló como tendencia a reivindicar utopías pasadas en la región", sostuvo.

"LOS BOBOS DE SIEMPRE"

Las clases medias definidas como un conjunto de familia que tiene un estatus medio definido por su nivel de ingresos y que están expuestas a las políticas públicas "son los bobos de siempre", calificó Iglesias. "Las clases medias eran los que pagaban los impuestos y estaban más desprotegidas de los sistemas sociales. Es además un colectivo muy vulnerable a las crisis económicas", agregó el secretario quien dijo que hasta ahora en América Latina no se le daba una importancia suficiente a la necesidad de tener clases medias.

"Las clases medias constituyen colectivos crecientes que ven que deben superar fronteras como la enseñanza universitaria. Estamos en una dinámica que habrá que ir superando para ir creciendo. Las clases medias son un gran factor de inversión", resaltó Iglesias que enumeró como los tres elementos necesarios del dinamismo necesarios para este grupo socioeconómico son la "estabilidad, el crecimiento y las oportunidades", expuso.

En cuento a la educación como factor de desarrollo el secretario consideró que ya se está logrando la escolarización generalizada en primaria y secundaria, pero que el esfuerzo masivo debe comprender desde prescolar hasta la universidad. "La generación del bicentenario supondría un gran salto en la región", dijo Iglesias, que reclamó un mayor aumento en inversión en tecnología y en investigación y desarrollo. "La tecnología debe ser uno de los pilares de la inversión", sostuvo y añadió, que "la pobreza debe ser asumida por políticas asistenciales que compren tiempo para solucionar problemas como la violencia, el narcotráfico y la pérdida de control del Estado".

"Además debemos procurar la calidad de las instituciones públicas, la mejora de las políticas públicas. Hemos de buscar el mejoramiento institucional de ambos mercados", prosiguió Iglesias quien afirmó que asistimos todos a momentos de profundos cambios en la región como un divorcio entre lo político y lo económico, lo que calificó de "hecho importante". "Estamos frente a cambios importantes con grandes riesgos y grandes oportunidades. La política cuenta y es un factor importante para solucionar el problema", insistió.

Sobre las propuestas políticas de Hugo Chávez en Venezuela y de Evo Morales en Bolivia, el secretario general iberoamericano recomendó que se les de tiempo "a ver cómo funcionan", ya que proponen formas de integración social.

En cuanto a México, Iglesias destacó que la política mexicana que se ha propuesto el gobierno de Felipe Calderón en materia de lucha contra el narcotráfico y contra la pobreza "es un acierto de política y la única vía democrática" para ese país.

Iglesias finalizó su intervención en el Palacio de la Magdalena con un mensaje optimista sobre la capacidad de crecimiento "enorme" con que hoy cuenta la región. "Hoy la posición de América Latina es muy positiva en el mundo" concluyó el secretario que anunció que la conmemoración de los bicentenarios de independencia de estos países son una "oportunidad de formación acelerada para insertarse en el mundo". "El bicentenario va a ser el esfuerzo central de la SEGIB (Secretaría General Iberoamericana) por el que quiero convencer a los países de la importancia de la educación para obtener el desarrollo. Si insistimos, los sueños pueden ser realidad", finalizó.