21 de noviembre de 2006

Iberoamérica.- El ministro de Economía clausura en Madrid el Encuentro Iberoamericano sobre retos económicos en AL

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El I Encuentro Iberoamericano se cerró hoy, en Madrid, con la participación de casi 100 participantes de 18 países de Iberoamérica y ocho organismos internacionales. El broche final lo puso el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes.

En la clausura del congreso, --organizado por el Real Instituto Elcano (RIE), la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y Instituto para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA)--, precedieron a Solbes, el secretario para la cooperación de la SEGIB, Miguel Hakim, el secretario General de Internacional de IDEA, el presidente del RIE, el ex ministro Gustavo Suárez Pertierra y, el consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz.

Los ponentes resumieron los temas fundamentales que se debatieron durante los dos días de este encuentro sobre 'Retos y oportunidades en un año de cambio' que se celebró en la nueva ciudad financiera del Grupo Santander, en la localidad de Boadilla del Monte, en Madrid.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes señaló la importancia de la estabilidad política en América Latina para el desarrollo económico, social y político.

"El Fondo Monetario Internacional estima que año 2006, estas economías crecerán a una tasa del 4,8 por ciento. De confirmarse esta previsión, el trienio que concluye en 2006 será el de mayor crecimiento desde los años 70", afirmó el ministro. "La recuperación se ha ido extendiendo a casi todos los países de la zona, beneficiándose así en conjunto de la bonanza económica", dijo.

Además, Solbes dijo que la estabilidad de los precios, un déficit estable en el 0,5 por ciento anual, el incremento de los superávit primarios, el mayor rigor presupuestario que se ha mantenido pese a los numerosos procesos electorales que ha vivido la región, una mejora de la política fiscal, reformas en los sistemas económicos y en la legislación, contribuirán notablemente a la mejora de la economía de América Latina.

"La coyuntura actual latinoamericana es favorable por la fortaleza de la economía y por los excelentes resultados de la aplicación de medidas económicas", dijo Solbes.

"Por primera vez hay economías con superávit y el Fondo Monetario Internacional espera que se mantenga en el 1,3 por ciento", agregó el ministro. "Las economías de América Latina se están adaptando al crecimiento de las economías emergentes de Asia. Esto supone tanto nuevas oportunidades, como también una nueva competencia", afirmó Solbes.

Por su parte, el consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz, destacó la importancia de que los Gobiernos de América Latina, no relajen su disciplina en este buen momento económico que vive la región.

"América Latina se encuentra ante una posibilidad histórica de entrar en un círculo virtuoso de convergencia. Sólo aquellas economías que acepten los valores de los mercados de capitales internacionales podrán acceder a este círculo. En este momento favorable resulta muy fácil ignorar el voto diario del mercado; sin embargo, a medio plazo ese tipo de actitudes nunca resultarán compensadas", explicó Sáenz en su intervención.

"Los bancos son importantes en la Economía real del país". "El sistema bancario vive en una situación permanente de simbiosis con la economía real. Lo que es bueno para la banca, es bueno para América Latina. En este sentido, la banca es un barómetro natural de la Economía".

Las recomendaciones principales de Sáenz para el desarrollo económico de América Latina fueron tres. La primera estuvo dirigida a los políticos quienes, según éste, no pueden ignorar los valores de los mercados para el crecimiento y el desarrollo del país. En segundo lugar los países deben procurar una buena gestión monetaria y además una seguridad jurídica. "Qué haya unas reglas de juego claras".

"La estabilidad política propicia el desarrollo a largo plazo y refuerza la clase media. En los próximos tres o cuatro años, que se esperan de crecimiento económico, se crearán 40 millones de personas de clase media, que procederán de las clases bajas", definió Sáenz.

El banquero dijo que si la economía es creciente, la estabilidad económica es igual a la estabilidad política. "Sería un error pensar que los bancos en América Latina somos beneficiarios pasivos del crecimiento económico. Somos agentes reactivos del proceso del cambio". "En el Santander --explicó-- hemos hecho una apuesta fuerte por la región; un apuesta consciente por su potencial de desarrollo. Hemos invertido mucho esfuerzo en poner a tono nuestra maquinaria y esto va dando frutos".

Entre esos frutos, Sáenz destacó la cartera de crédito a particulares que se consolida en los últimos tres años y que esperan que se aumente a medida que aumente la clase media. También crece la cartera de pequeñas y medianas empresas. "América Latina tiene una clase empresarial excepcional y hay múltiples oportunidades de inversión y negocio. Solo hace falta que continúe la estabilidad política y monetaria".

Sáenz afirmó que una buena gestión fiscal y monetaria supone una consolidación y esto redunda en una mejora de todo el mercado. "Las perspectivas de los bancos y las de los países están conectadas permanentemente".

"Veo a la región cogiendo velocidad, en un proceso de cambio en el que ya no hay marcha atrás. Para que este proceso de cambio se consolide, todos necesitamos seguir haciendo los deberes: Los Gobiernos, las empresas y los bancos", finalizó el consejero delegado.

Por otro lado, Miquel Hakim destacó las conversaciones que mantuvieron sobre los sistemas de integración regional como el Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), Mercosur, la Comunidad Andina. "Estas discusiones concluyeron que los procesos de integración son un instrumento para construir una verdadera comunidad Iberoamericana", señaló el representante de la SEGIB.

Además, Hakim explicó que los ponentes de los 18 de los 22 países participantes analizaron el comentado viraje a la izquierda de América Latina. Aproximadamente, dijo, podría decirse que la posición es más bien de equilibrio de fuerzas, ya que en la región gobiernan equipos de izquierda y de derecha, casi a partes iguales.

Por su parte, Vidar Helgesen, de IDEA, auguró tiempos optimistas para América Latina por la estabilidad política que va asentándose en la región, que según Helgesen, atrae la inversión extranjera. "El crecimiento económico es bueno para la Economía y también para la vida política y la de los ciudadanos".

El secretario general internacional de IDEA afirmó que "tenemos un reto: reconectar el mercado y la economía con la vida política. Debemos transformar el desarrollo económico en una política de crecimiento en los aspectos sociales y políticos que redunden en la sociedad".

El ex ministro y ahora presidente de el Real Instituto Elcano, -organizador del Encuentro-, Gustavo Suárez Pertierra dijo que el encuentro sirvió para analizar además de los temas señalados los numerosos procesos electorales que en este año y el próximo vivirá América Latina. El Real Instituto Elcano y las otras entidades organizadoras, dijo Pertierra, "hemos querido ser motores de debate. Este encuentro no será el último", señaló.