19 de enero de 2006

Iberoamérica.- Los presidentes de Argentina, Brasil y Venezuela se reúnen hoy en Brasilia para reforzar el Mercosur

BUENOS AIRES, 19 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Los presidentes de Argentina, Brasil y Venezuela, Néstor Kirchner, Luis Ignacio 'Lula' da Silva y Hugo Chávez respectivamente, se reunirán hoy en Brasilia en un encuentro tripartito con agenda abierta, aunque el tema central será el fortalecimiento de Mercosur.

Además, según la prensa local, uno de los temas de los que se ocupará los tres mandatarios es el de la posible construcción de un gasoducto desde Puerto Ordaz, en Venezuela, hasta el sur argentino, con una inversión de unos 20.000 millones de dólares.

Otro tema importante en el encuentro es del fortalecimiento del Mercosur, el bloque regional integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, y al que Venezuela se incorporó en diciembre, aunque aún no como miembro pleno.

Kirchner y 'Lula' acordaron ayer trabajar juntos para superar las diferencias referidas a las asimetrías entre las industrias de los dos países y aceptaron las peticiones de los socios menores del bloque: Uruguay y Paraguay.

Además, invitaron a Bolivia a sumarse como miembro pleno al grupo, ya que en la actualidad es un estado asociado, tras la llegada a la Presidencia este domingo del líder aymara Evo Morales.

"Se terminó la América del Sur cenicienta del mundo. No queremos ser más el patio trasero", dijo ayer Kirchner al hablar en el Senado brasileño y ratificar el mensaje de unidad del bloque comercial.

"Separados podemos hacer relativamente poco. Juntos podemos llevar adelante el sueño de una integración sudamericana y latinoamericana basada en la paz, la justicia social y la democracia", apuntó 'Lula'.

"El Mercosur es nuestro bloque de pertenencia regional, pero los beneficios no pueden ni deben tener una sola dirección. No podemos ignorar las asimetrías existentes ni perjudicar a los sectores internos de cada país. Los beneficios deben ser simétricos y los mecanismos, graduales y progresivos. Así podremos crear empleo", había dicho antes Kirchner.

A lo que 'Lula' replicó: "Desequilibrios ocasionales en una relación tan intensa son normales, pero ni a Brasil ni a la Argentina les interesa que esas asimetrías se vuelvan estructurales". "Por eso le reiteré a Kirchner la disposición brasileña para colaborar con la aceleración de la reindustrialización argentina. Estamos abiertos a las propuestas para perfeccionar los acuerdos sectoriales", acotó.