10 de diciembre de 2007

Iberoamérica.- Los presidentes de siete países latinoamericanos firman en Buenos Aires la constitución del Banco del Sur

BUENOS AIRES, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los presidente de Brasil, Venezuela, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Argentina firmaron hoy en Buenos Aires el acta fundacional del Banco del Sur, entidad que servirá para financiar proyectos regionales, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Los gobernantes se encuentran en Buenos Aires para despedir al presidente argentino saliente, Néstor Kirchner, y, ya mañana, asistir a la toma de posesión de Cristina Fernández y aprovecharán para firmar el documento oficial por el que se crea el Banco del Sur.

La confirmación sobre la ceremonia inaugural de la iniciativa en Buenos Aires fue lanzada hace unos días por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al ratificar un anuncio formulado por su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa.

"Caracas será la sede. Habíamos previsto firmarlo en Caracas por esos días, pero no hay tiempo por cruces de agenda", declaró Chávez en Santiago de Chile tras el término de la Cumbre Iberoamericana.

El Banco del Sur, cuyo principal precursor es Chávez, nace con un capital inicial de unos siete mil millones de dólares, que ingresarán desde las reservas internacionales de los siete países participantes.

Para el presidente Chávez, la nueva entidad financiera permitirá facilitar que Latinoamérica alcance su independencia financiera de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

A medio plazo, esa entidad puede convertirse en una opción para los países subdesarrollados, pues tendrá capacidad también de asimilar parte de las reservas de divisas de esas naciones, hoy depositadas en Estados Unidos y Europa.

Las principales funciones del Banco serán financiar proyectos de desarrollo en sectores claves de la economía para mejorar la competitividad y el desarrollo científico y tecnológico, proveer asistencia técnica, otorgar fianzas, avales y otras garantías.

Además, emitir bonos, pagarés, obligaciones y cualquier otro tipo de instrumentos y actuar como agente colocador de títulos de sus socios, captar recursos financieros de todo tipo y bajo cualquier forma, y asistir financieramente en caso de desastres naturales.