12 de junio de 2006

Iberoamérica.- El Rey subraya que la seguridad jurídica es un factor "muy significativo" para las inversiones

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Rey Juan Carlos indicó hoy a los países iberoamericanos que la seguridad jurídica es un factor "muy significativo" para las inversiones para las relaciones económicas y, en general, para las inversiones extranjeras.

Su Majestad inauguró hoy en Madrid el I Congreso del Club Español del Arbitraje y destacó la "enorme transcendencia" que tiene el arbitraje como instrumento que propicia y aumenta la seguridad jurídica, factor "absolutamente clave y condicionante" para las inversiones y transacciones comerciales en el mundo.

"Con mi presencia en este Acto, la Corona quiere subrayar la enorme trascendencia del arbitraje como instrumento que propicia y aumenta la seguridad jurídica, un factor absolutamente clave y condicionante de las inversiones y las transacciones comerciales en el mundo abierto y globalizado de nuestros días", señaló en su intervención.

El Rey constató que los países iberoamericanos se encuentran en un proceso de desarrollo económico "muy importante" en estos momentos. "En ese proceso, la debida seguridad jurídica es un factor muy significativo para las relaciones económicas y, en general, para las inversiones extranjeras. También lo es para el incremento de las relaciones e intercambios comerciales entre los diferentes países de aquel continente", hizo hincapié.

Las autoridades de Bolivia proceden desde el pasado mes de mayo a una política de nacionalizaciones en diferentes sectores que han provocado malestar en empresas extranjeras ante la falta de seguridad jurídica.

"En esta situación, la institución arbitral puede ser un instrumento de suma importancia para favorecer e incrementar esas relaciones. España está en condiciones de prestar su colaboración para conseguir los mejores resultados", indicó don Juan Carlos.

El monarca expresó su seguridad de que el intercambio de ideas que va a producirse a lo largo de este Congreso "podrá traducirse en futuras acciones de cooperación en un campo tan decisivo como el del arbitraje".

En este sentido, recordó que en España, junto al "importante nivel de internacionalización" alcanzado por las empresas españolas, se han ido tomando las acciones y las medidas normativas necesarias -como la Ley de Arbitraje de 2003- "para poder decir hoy, con orgullo y satisfacción", que España ha recuperado su "tradición histórica" en esta materia, al ser el arbitraje un derecho ya recogido en la Constitución de 1812.

"Nuestra decidida incorporación al universo del arbitraje se ha producido a través de la progresiva inclusión de convenios arbitrales en los contratos y la normalización del uso de los procedimientos judiciales para el apoyo y control del arbitraje", manifestó.

Esa incorporación "plena" también se ha producido, a su juicio, gracias a la frecuente elección de España como lugar de celebración de arbitrajes y a la creación de instituciones administradoras de arbitraje que se han hecho acreedoras, a lo largo de estos años, de un "merecido" prestigio.

"Por ello, me produce especial satisfacción poder presidir hoy un acto que es fruto de la iniciativa de la sociedad civil, y que contribuye a poner de manifiesto y a reforzar el papel protagonista que España también juega en el arbitraje internacional", prosiguió.

Asimismo, expresó su reconocimiento al hecho de que este Congreso esté "tan vinculado" a los países de Iberoamérica y que en estas jornadas vayan a analizarse "en profundidad" las perspectivas actuales y los retos futuros del arbitraje.

"Considero una gran oportunidad que este Congreso analice esas posibilidades, que no sólo son el producto lógico de nuestra proximidad histórica, cultural y humana, sino también el resultado de una cultura jurídica común y de una mentalidad muy cercana", concluyó.