5 de septiembre de 2007

Iberoamérica.- Vargas Llosa afirma que el "peligro mayor" para la democracia en América Latina "viene de Hugo Chávez"

LOGROÑO, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El escritor peruano Mario Vargas Llosa afirmó hoy que el "peligro mayor" para la democratización de América Latina "viene del Gobierno de Hugo César Chávez".

Aseguró que tiene una "vocación mesiánica" y achacó su actitud a los "petrodólares, que utiliza de una manera irresponsable para expandir su filosofía bolivariana, que está desestabilizando a Gobierno democráticos hispanoamericanos".

El autor de la 'Fiesta del chivo' realizó estas manifestaciones antes de ser investido Doctor 'Honoris Causa' por la Universidad de La Rioja.

Señaló que "no hay que meter en un mismo saco a todos los gobierno de izquierdas de Latinoamérica". Por una parte hay unos gobiernos, como Chile, Brasil o Uruguay, que "han optado claramente por una línea democrática, de respeto a la legalidad, al Estado de Derecho, a la manera de la socialdemocracia europea", que "son muy positivos y están reforzando la cultura democrática en América Latina".

Por otra parte, hay otros que "no son democráticos" como Cuba o Venezuela, que "cada vez se parece más al modelo cubano". Son gobiernos que "hacen contrapunto negativo de lo que es la democratización del continente".

De todos modos, dijo que Chávez "ha sufrido derrotas importantes en Perú y México, e incluso en países donde antes tenía influencia", por lo que el resultado de la pugna entre los dos regímenes de izquierdas "es incierto", y espero que "sea el modelo socialdemócrata el que prevalezca".

El autor peruano defendió la "intervención del intelectual en el debate público", porque se trata de una persona que "se mueve en el mundo de las ideas, de la palabra, lo que le da un cierto poder limitado, pero que debe usarlo, para esclarecer el discurso político".

Aseguró, en este sentido, que "uno de los grandes problemas que tiene la democracia es que el lenguaje político ha perdido poder de persuasión".

Afirmó que los políticos "hablan utilizando lugares comunes, clichés, con un lenguaje muerto, que no sirve para transmitir ideas", un aporte que "si pueden dar los intelectuales" y "devolverle al discurso político novedad y autenticidad". Manifestó que la política "no puede ser una gestión de lo existente, sino también creatividad, invención".

Vargas Llosa indicó por último que "prescindir" del debate político o "darle la espalda de manera despectiva, es contribuir a que ocurra con la política en un monopolio de profesionales, con lo que la democracia se empobrece terriblemente".