11 de junio de 2009

Importaciones cobre de EEUU aguardan señal recuperación

Por Chris Kelly

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Una fuerte caída en las importaciones estadounidenses de cobre en abril refleja la persistente debilidad de la demanda en los sectores de construcción y manufactura que siguen atrapados en la recesión, a pesar de algunos signos de mejora económica.

Si bien ha habido algunas señales tímidas de estabilidad económica en Estados Unidos, no queda claro si la mayor economía del mundo seguirá los pasos de China, cuyo paquete de estímulo de 585.000 millones de dólares ya parece estar funcionando.

Esa incertidumbre producirá importaciones erráticas a Estados Unidos en los próximos meses, en momentos en que la economía lucha por recuperarse de una desaceleración prolongada que ha reducido el consumo doméstico del metal utilizado en plomería y para llevar electricidad en edificios, automóviles y plantas eléctricas.

"Creo que las importaciones de cobre estadounidense serán desafiadas y podríamos ver mayor debilidad en el futuro", dijo Bill O'Neill, socio de LOGIC Advisors de Upper Saddle River, Nueva Jersey. "No veo una razón en este momento para ser optimista respecto a una gran y súbita recuperación", agregó.

"La economía puede haber tocado fondo, sí, puede haber pasado lo peor de la crisis financiera, pero el mercado inmobiliario está aún muy débil, el empleo está aún muy débil, por eso creo que pronosticar una recuperación significativa en Estados Unidos este año es forzado", afirmó.

Datos de de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos mostraron el miércoles que las importaciones de cobre en abril se desplomaron un 32,6 por ciento, a 53.942 toneladas desde las 79.975 de marzo.

Sin embargo, los precios de cobre el jueves fueron más sensibles al mejor panorama económico de China, el mayor importador mundial de metal, que está gastando abultadas sumas en grandes proyectos de estímulo económico.

En la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el precio del cobre trepó el jueves a un máximo de ocho meses de más de 2,45 dólares la libra.

Los últimos datos de China, el mayor consumidor mundial de cobre, mostró que las importaciones del metal y productos semi-acabados cupríferos tocaron en mayo un nuevo máximo por cuarto mes consecutivo.

China importó en mayo 422.666 toneladas de cobre, incluyendo ánodos, refinado y aleaciones, y productos semi-terminados, un 5,7 por ciento más que las 399.833 toneladas récord de abril, mostraron el jueves datos de la Administración General de Aduanas.

Rob Kurzatkowski, analista de futuros de OptionXpress de Chicago, ve más signos de vida en la economía de China que en el resto del mundo luego de que datos recientes mostraron que el sector de manufactura del país se expandió en mayo y que las ventas de automóviles saltaron un 46,8 por ciento en el mismo mes.

"El sector industrial de China, para todos los propósitos prácticos, tendría una fuerte recuperación", afirmó.