11 de junio de 2009

Indicios de recuperación en cifras mercados emergentes: EMTA

Por Daniel Bases

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Los volúmenes de operación deuda del mercado emergente cayeron con fuerza en el primer trimestre en comparación con el año pasado, ya que los inversores se volvieron más cautelosos en medio de la recesión mundial, aunque hay indicios de un repunte, mostró un nuevo estudio.

EMTA, una asociación de comercio para mercados emergentes, dijo el jueves que los volúmenes de operaciones descendieron en un 23 por ciento interanual durante el primer trimestre del 2009 a 915.000 millones de dólares. La deuda en moneda local representó un 72 por ciento del cambio en el volumen de operaciones.

No obstante, los volúmenes de operaciones sí repuntaron desde el último trimestre del año pasado, subiendo un 11 por ciento, cuando los niveles de ingreso de mercado emergente tocaron su cantidad trimestral menor en seis años.

Comparado con el último trimestre del 2008, el comercio en deuda local subió un 18 por ciento, mientras que las operaciones en eurobonos fueron casi parejas durante el cuarto trimestre. EMTA encuestó a 46 empresas.

"Habría esperado que los mercados locales habrían visto menos de una recuperación de lo que fue experimentado en los mercados de monedas duras", dijo David Spegel, jefe global de estrategia de mercado emergente de ING y miembro de la junta de EMTA, con sede en Nueva York.

Spegel dijo que el repunte para los mercados locales ilustraba un robusto mercado y contrarrestaba el incremento observado en las redenciones en moneda local frente a la fuerte recuperación para el dólar.

Brasil mantuvo su calificación máxima como el país con la mayor porción de volumen de deuda negociada a un 19 por ciento, seguida por Turquía, con un 15 por ciento y China con 10 por ciento durante el primer trimestre.

El tercer lugar obtenido por China representó un gran salto para el gigante de los mercados emergentes.

Las operaciones en instrumentos de deuda china sumaron 90.565 millones de dólares durante el primer trimestre de este año frente a los 44.000 millones de dólares del último trimestre del 2008.

Spegel dijo que el volumen de China era impresionante, pero advirtió que las cifras de volumen locales podían estar distorsionadas en parte, debido a grandes cantidades de notas del Tesoro a corto plazo.

"Los eurobonos chinos están ligados en su mayoría a bancos, bienes raíces y construcción. Esos son los sectores que todos querían evitar y, debido a eso, hay pocas alternativas; quizás, sencillamente decidieron no operar con ninguno de ellos", dijo Spegel.