31 de julio de 2015

Instituto Lula denuncia un "ataque político" con un explosivo

   SAO PAULO, 31 Jul. (Notimérica) -

   La sede del Instituto Lula, en Sao Paulo, ha sido blanco de un "ataque político" con un artefacto explosivo lanzado desde un coche por un individuo sin identificar, según ha dicho este viernes el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a través de las redes sociales.

   "Alredor de las 22.00 (hora local) del jueves 30, la sede del Instituto Lula fue blanco de un ataque político con un artefacto explosivo. El objeto fue lanzado desde un coche contra el edificio del instituto. Afortunadamente, no hubo heridos", aseguró la institución en un comunicado.

   "El instituto Lula ha avisado a la policía civil y militar, al secretario de Seguridad Pública del Estado de Sao Paulo y al Ministro de Justicia, y espera que los responsables sean identificados y castigados", agrega el comunicado.

   El instituto Lula, impulsado por el ex presidente cuando dejó el Gobierno de Brasil en 2011, organiza normalmente seminarios, conferencias y todo tipo de actos sociopolíticos, además de preservar el legado personal de Lula en sus años de gobierno.

INVESTIGACIÓN SOBRE LULA.

   Lula Da Silva es objeto de una investigación por el Ministerio Público Federal en el Distrito Federal por la práctica de tráfico de influencias para beneficiar a Odebrecht, empresa constructora, con contratos con gobiernos extranjeros. El institulo Lula niega estas acusaciones.

   El ex presidente también ha sido objeto de artículos en la revista Veja en los que se afirmaba que estaría implicado en la multimillonaria trama de corrupción de Petrobras, investigada por la Operación Lava Jato, que tiene a ejecutivos de Odebrecht entre los acusados. Lula anunció que ha presentado una demanda en contra de la publicación.

   Lula también tenía una solicitud de 'habeas corpus', realizada por una persona ajena a él, y la cuál él no pidió, para no ser arrestado dentro de la operación Lava Jato. La solicitud fue denegada por la justicia, y más teniendo en cuenta que los propios abogados del ex presidente pidieron que se rechazara, informa Reuters.