Investigan al Ejército de Ecuador por vender munición y armas a disidentes de las FARC

Investigan al Ejército de Ecuador por vender munición y armas a disidentes de las FARC
25 de octubre de 2018 REUTERS / GUILLERMO GRANJA

QUITO, 25 Oct. (Notimérica) -

Siete miembros en activo del Ejército ecuatoriano han sido detenidos, junto con seis civiles, acusados de vender armas y municiones al Frente Oliver Sinisterra, formada por disidentes de las FARC y liderada por Walter Arízala, alias 'Guacho'.

La Fiscalía ha detenido en total a 14 sospechosos, dejando a uno en libertad poco después, tras registrar cuarteles militares, oficinas y viviendas en cinco provincias del país. Uno de los detenidos es además un funcionario del Ministerio de Defensa.

La investigación revela la venta de material bélico del Ejército a los grupos que operan en la frontera entre Ecuador y Colombia, bandas que además están relacionadas con el narcotráfico. Para ocultar esta venta, un ingeniero informático de las Fuerzas Armadas alteraba los inventarios.

"Desde Quito les vendían munición. El ingeniero tenía un sistema donde primero registraba todos los bienes, armas y municiones. Después, él modificaba las cantidades que había en las bodegas. Avisaba a los rastrilleros (quienes custodian la armería) con los que trabajaba y así ellos ya podían sacar el armamento y lo vendían a unas personas que eran de Borbón y Esmeraldas", ha explicado un agente de la Secretaría de Inteligencia.

Se cree que la red funciona desde 2016, pero la investigación no empezó hasta este año tras la detención de uno de los miembros del grupo de 'Guacho' en territorio colombiano, que finalmente acordó colaborar con la policía a cambio de protección.

El detenido acusó también de la venta ilegal de armas a la Policía de Ecuador, pero de momento los únicos investigados por la Fiscalía son civiles y militares.

CÓMO TRANSPORTABAN LAS ARMAS

La información apunta a que transportaban las armas en vehículos particulares para no llamar la atención hasta la frontera, donde una mujer que también ha sido detenida hacía de enlace con el grupo colombiano.

Una vez en Colombia se pierde la pista de las armas, aunque durante el último año se han interceptado varios vehículos y personas en posesión de una gran cantidad de material bélico. Hace dos semanas, en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas, fue detenido el conductor de un taxi que transportaba 2.500 balas camufladas en bolsas de arroz.

Contador