1 de enero de 2007

Irak.- Cuba considera un "disparate político" la ejecución de Saddam Husein y reclama el fin de la guerra en Irak

LA HABANA, 1 Ene. (EP/AP) -

El Gobierno cubano calificó hoy de "disparate político" e "ilegal" la ejecución del ex dictador iraquí Saddam Husein e hizo un llamamiento para acabar con la guerra en el país árabe, la cual, según afirmó, ha causado el sufrimiento de millones de iraquíes inocentes.

"El mundo ha recibido con asombro la noticia de la ejecución de Saddam Hussein el mismo día que los musulmanes tienen como fecha sagrada para el ejercicio de la clemencia", expresó el Ministerio de Exteriores en un comunicado difundido por la Agencia de Información Nacional (AIN) de la isla.

Asimismo, opina que la ejecución del ex dictador iraquí "es un disparate político, un acto ilegal, en un país que ha sido conducido a un conflicto interno en el que millones de ciudadanos se han exiliado o han perdido la vida".

En la nota oficial, el Ministerio reconoce que Cuba "aún no ha suprimido la pena de muerte debido a la guerra brutal impuesta por Estados Unidos", refiriéndose al bloqueo impuesto por Washington desde los primeros años del régimen de Fidel Castro, que hoy cumple 48 años en el poder.

Sin embargo, destacó que "se ve en el deber moral de exponer su punto de vista sobre el asesinato cometido por la potencia ocupante", y lamentó las bajas de soldados estadounidenses en la guerra de Irak. "Es hora ya también de que dejen de morir o sufrir las secuelas de la guerra cientos de miles de jóvenes norteamericanos", afirmó el Ministerio cubano de Exteriores.