28 de octubre de 2019

Irak.- El destacado clérigo chií Muqtada al Sadr pide al primer ministro de Irak que convoque elecciones anticipadas

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El destacado clérigo chií Muqtada al Sadr ha reclamado este lunes al primer ministro del país, Adel Abdul Mahdi, que convoque elecciones anticipadas bajo supervisión de Naciones Unidas.

En un breve comunicado publicado en su cuenta en la red social Twitter, Al Sadr ha pedido a Abdul Mahdi que se dirija al Parlamento del país para hacer este anuncio.

Al Sadr, que encabeza la coalición Sayirún, que se impuso en los últimos comicios, se ha posicionado contra el Gobierno en el marco de las recientes manifestaciones, que se han saldado con más de 200 muertos durante el último mes.

Pese a la victoria electoral de Sayirún el año pasado, pidió a los miembros de su bloque parlamentario que no aceptaran cargos en ministerios en el nuevo Gobierno y dio en octubre de 2018 un año de margen al nuevo Ejecutivo para aplicar reformas.

El bloque de Al Sadr --en el que está integrado el Partido Comunista-- se impuso con 54 escaños, mientras que el de Al Ameri, compuesto por grupos paramilitares chiíes, obtuvo 48 escaños.

Durante la jornada, las autoridades iraquíes han impuesto un toque de queda en Bagdad desde la medianoche hasta las 6.00 horas (hora local), en el marco de una nueva jornada de movilizaciones.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.

Un informe publicado el 22 de octubre por una comisión de investigación gubernamental indicó que durante las mismas murieron 149 civiles y ocho miembros de las fuerzas de seguridad y apuntó que cerca del 70 por ciento de los manifestantes murieron por disparos en el pecho y la cabeza.

Las protestas se reactivaron la semana pasada y han dejado hasta la fecha más de 60 muertos, lo que ha llevado al primer ministro, Adel Abdul Mahdi, a proponer una serie de reformas.

El portavoz del primer ministro, Saad al Hadizi, ha confirmado este mismo lunes que Abdul Mahdi presentará próximamente una propuesta de remodelación del Ejecutivo para responder a las demandas de los manifestantes.

Los iraquíes responsabilizan a la élite política y sus patrones, Irán y Estados Unidos, y denuncian que utilizan a Irak para lograr sus propios objetivos de influencia regional sin prestar atención a las necesidades de la gente corriente.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.