21 de noviembre de 2019

Irán.- La AIEA insta a Irán a que aclare la presencia de partículas de uranio en una instalación no declarada

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha instado a Irán a explicar la presencia de partículas de uranio de origen antropogénico (impacto humano sobre el medio ambiente) en una instalación no declarada previamente a la organización.

"Como informé a la Junta el 7 de noviembre, la agencia detectó partículas de uranio natural de origen antropogénico en un lugar no declarado en Irán. Hemos continuado desde entonces nuestra interacción con Irán, pero no hemos recibido ninguna información adicional y el asunto sigue sin resolverse", ha declarado este jueves el director general en funciones de la AIEA, Cornel Feruta, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Es esencial que Irán trabaje con la agencia para resolver este asunto con prontitud", ha expresado el jefe en funciones de la agencia, quien además ha anunciado que la próxima semana está prevista una reunión en Teherán para discutir el asunto.

En ese sentido, Feruta ha pedido a Irán que coopere plenamente con la AIEA y ponga en funcionamiento su Acuerdo de Salvaguardias y Protocolo Adicional.

El Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) e Irán firmaron en 2015, tras varios años de negociaciones, el llamado Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que imponía ciertas limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Sin embargo, en 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió que su país abandonara el acuerdo nuclear firmado en julio de 2015 con el argumento de que Irán seguía desarrollando armas nucleares y reactivó las sanciones, especialmente contra el sector petrolero.

La República Islámica reclamó entonces al resto de países firmantes que garantizaran el cumplimiento del pacto en lo relativo a las relaciones comerciales y anunció que iría dando pasos para incumplir parte de sus compromisos, una cláusula contemplada por el acuerdo de 2015, a menos que la situación se revierta. Sin embargo, matizó que no se trataba de una situación "irreversible", en caso de que el resto de países firmantes contemplasen sus demandas.